“Yo quisiera”, Mediaset se une a las series teen

¡Holaaaaaaa!

Os tengo abandonados, y me consta, pero he vuelto para darle una oportunidad a la nueva serie diaria de Mediaset para Divinity. Desde aquí y como recompensa por la desaparición os voy a confesar que siempre he sido una fan de las series teens diarias. Pero fan, fan… de las de carpeta. Y España, muy a mi pesar durante mi infancia y adolescencia, no había oferta de este tipo de serie así que argentina se convirtió en mi principal proveedora televisiva. Me vi Rebelde Way (la original), Floricienta, Chiquititas, Casi Ángeles (aunque no completa) y alguna más que no recuerdo… aquella tira diaria producida por Cris Morena era mía en poco tiempo. Mención especial he de hacer a Compañeros, Al salir de clase y Nada es para siempre que eran lo más parecido a serie teen de tira diaria en España y aunque me pillaron un poco bastante pequeña, también me las ví ( y lo sigo haciendo).

Imagen obtenida de ABC

Imagen obtenida de ABC

Y después de esta maravillosa introducción/recuerdo de mi infancia, vamos a hablar de “Yo quisiera”. Ayer Telecinco emitió un maratón de los capítulos hasta ahora emitidos. Después de documentarme (me vi algunos capítulos) diré que de maratón nada , más bien un resumen para cazar nuevos seguidores. Si funcionó o no, mañana lo sabremos. Empecemos por el principio, leí algo a comienzos de noviembre que identificaba totalmente “Yo quisiera” con “Dreamland”. Repito, subrayo y en negrita: totalmente. Y me asusté porque no soporté ni el primer capítulo de “Dreamland”, lo poco que vi me pareció lenta, sin argumento y con actuaciones musicales continuas introducidas con calzador en la trama. Dicho esto, ayer decidí juzgar “Yo quisiera” por mí misma y me puse a ver capítulos.

Los puntos fuertes de YQ para acercarse al público teen a partir de 12 años son:

-Primer amor: presente en casi todas las tramas.

-Amor prohibido: la protagonista que se enamora de un chico mucho mayor.

-Moda: a día de hoy la moda es un punto clave para cualquier teen que se precie.

-Redes sociales: ¿qué seria de nosotros sin este invento del demonio?

-Tópicos de instituto (personajes): tenemos a la empollona, al malote, a las divas, al guapo de clase…

-Música: el hilo conductor de las series adolescentes de todos los países. Además da pie a mucho más: discos, actuaciones teatrales, gira…

Imagen obtenida de Cine&Tele

Imagen obtenida de Cine&Tele

En cuanto a los actores, los papeles principales son de Lucia Gil que interpreta a Lana, la protagonista que lleva una doble vida: la de estudiante normalita ejemplar y la de bloguera de moda con miles de seguidores en las redes y de Christian Sanchez que interpreta a André Vegas, el camarero nuevo del Instituto Hispanoamericano del que Lana se enamora. Luego tenemos una larga lista de actores jóvenes que ya destacan en España y que actúan como llamamiento: Jaime Olías es Diego, el hermano de Lana; Joel Bosqued es David, el amigo de la mala del insti; Mikel Iglesias es Nico; Natalia Rodríguez es María y Victor Palmero es Lope. A estos se suman un numerosísimo numero de jóvenes actores españoles y otros latinos. A este reparto se unen actores consolidados de la talla de Natalia Millán, Alberto Vázquez, Rafael Reaño o Fernándo Gil aportando “tramas para papás” (tramas ideadas para que los papás de los adolescentes puedan seguir también la serie).

Como fan loca de este tipo de series, mi yo de hace 5/6 años (y la de ahora casi también) ya tendría puesta la alarma todos los días a las 20:00. Aunque ver a Christian Sánchez que ronda los treinta años relacionarse con Lucía Gil que no llega a los veinte me chirría un poco, podría comprar la relación. A pesar de los saltos de edad, el elenco juvenil está correctamente escogido y esos personajes podrían perfectamente pasearse por un instituto de los de hoy. La música está encuadrada dentro de la trama y no metida con calzador como en “Dreamland” y las redes sociales funcionan a la perfección para unir el mundo más allá del instituto. Incluso nos encontramos con esas conversaciones de Whatsapp tan comunes últimamente en nuestra pantallita. Además aparece un maravilloso bar-sala de conciertos con artistas invitados en cada capítulo (necesito una como esta en mi ciudad). Y con todo esto quiero decir que la relación entre “Dreamland” y “Yo quisiera” no va más allá de los platós de rodaje, los productores y la música (bueno, y Christián Sánchez).

Por ahora hay grabados 40 capítulos así que en este momento la serie está en el ecuador de la 1ª temporada, aunque aún no sabemos si habrá más, parece que el fenómeno se ha conseguido, al menos en las redes sociales cada tarde el Trending Topic está asegurado. ¡Si teneís una seriéfila teen escondida es vuestro momento de sacarla con un producto made in Spain!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*