Remember me: el amor más allá de la muerte

Fuente: The Examiner

Fuente: The Examiner

 

Tom Parfitt es un anciano que, a diferencia de la gran mayoría, parece estar deseando abandonar su hogar y, por este motivo, simula un accidente casero. Después de esto, los Servicios Sociales lo remiten a una residencia pero, nada más llegar, se convierte en testigo de una muerte muy sospechosa, aunque tenga toda la apariencia de un suicidio. Hannah, una joven trabajadora del centro, con una complicada vida familiar ya que tiene que hacerse cargo de su hermano pequeño y de una madre alcohólica que no ha podido superar la muerte de su marido, se convierte en el principal apoyo de Tom, intentando averiguar el por qué de su manera de actuar, que parece también relacionado con unas inquietantes pesadillas que han empezado a perturbar sus sueños. La policía también debe intervenir, dada esta muerte sospechosa, aunque el caso es asignado al detective Rob Fairholme, un hombre que ha perdido la confianza de sus superiores después de un fallido intento de ascenso. Desde un primer momento, Hannah descubre que tal vez todo lo que le pasa a Tom está relacionado con fenómenos paranormales, vinculados a la infancia del misterioso anciano. Y aunque el policía sea algo escéptico en un principio, terminará por darle la razón…

Remember me es una mini serie de tres capítulos, cada uno de ellos de unos 58 minutos de duración, producida por la BBC (en 2014). El protagonista principal es Michael Palin, el ex-Monty Phyton, en un papel sorprendente, toda vez que estamos acostumbrados a verlo en situaciones cómicas. Y en Remember me hace de un anciano desvalido que sufre debido a un pasado que es incapaz de dejar atrás (¿porque no puede o porque no quiere?). También es curioso ver en un registro muy dramático a Mark Addy, el “gordito” de Full Monty, con un personaje desencantado y muy incomprendido en su ámbito laboral. Desde luego, los actores/actrices de esta serie son uno de sus grandes aciertos, junto con una factura técnica (montaje, fotografía, sonido, banda sonora, por ejemplo) impecable, que aprovecha maravillosamente bien la belleza de los paisajes elegidos que, además, favorecen un ambiente desasosegante que le va perfecto a esta historia.

Y es que la historia, en conjunto, llega a gustar bastante pero, en mi opinión, el gran problema en Remember me es, precisamente, que dicha historia no está bien resuelta o yo me he despistado en algún momento y me he perdido cosas. Aunque estamos ante una mini serie con toques sobrenaturales, no hay escenas terroríficas sino, más bien, inquietantes, con un estilo muy parecido al japonés y a películas como The ring. Por tanto, a alguna gente puede parecerle que tiene un ritmo lento, pero yo creo que es muy adecuado y que incluso le hubiera hecho falta un capítulo más, aunque tal vez todos ellos con una duración inferior. Serie muy recomendable para quienes gusten del género sobrenatural, aunque realmente podríamos decir que lo es para todas aquellas personas a las que les guste una televisión bien hecha.

Más de Remember me

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*