Motive: motivos de un asesinato

Fuente: Cosmopolitan TV

Fuente: Cosmopolitan TV

Los detectives Angie Flynn y Oscar Vega se encargan de investigar asesinatos en esta serie que posee una curiosa estructura, ya que desde el minuto uno nos presenta primero a la víctima y a la persona que ha cometido el crimen. Lo siguiente es la llegada de la policía a la escena del crimen y los inicios de la investigación, en la que lo único que nos queda ya es conocer los motivos que han llevado a esta situación extrema. Mientras la policía va siguiendo las pistas, nosotros, espectadores, vemos a través de flashbacks diferentes situaciones relacionadas con el asesinato y la persona que lo ha cometido.

La verdad es que Motive es una serie algo diferente en el panorama actual: no diremos que es original porque lo de conocer al asesino desde el principio ya lo habíamos visto en Colombo. Pero hay que reconocer que se trata de un procedimental (casos independientes, que se plantean y resuelven en cada capítulo) bastante distraído. ¿Cúales son sus puntos fuertes? En primer lugar, que no es nada pretenciosa, tiene una finalidad clara, que es la de distraer y eso hay que apreciarlo. Por otra parte, me gusta su estructura, la manera de plantear las investigaciones, de resolverlas y me gustan sus protagonistas: hay un ambiente desenfadado y se nota la química en la pareja protagonista, que todavía no sé si tuvieron algo en el pasado (recordemos que la serie apenas se ha empezado a emitir en Cosmo, pese a llevar ya tres temporadas en antena) o lo van a tener en el futuro, pero si es así, es de esas veces que no te molesta la dichosa “tensión sexual no resuelta”. Como curiosidad del reparto, hay que decir que tenemos a Lauren Holly, que podría ser un gran ejemplo de esas actrices a las que la edad o las malas cirugías o el bótox exagerado han llevado a unos extremos penosos; y que también participa en ella Louis Ferreira, actor de origen portugués al que vi por primera vez en la serie Missing (aunque con otro nombre, Justin Louis, pero parece que se ha reconciliado con sus raíces portuguesas desde entonces). Y me hacía mucha gracia porque el otro protagonista de dicha serie, Mark Consuelos, había nacido en Zaragoza, así que teníamos una serie estadounidense con dos protagonistas nacidos en países ibéricos…

En fin, el único aspecto que no me termina de convencer y que me da mucha pereza es que tengamos que seguir la vida familiar de la protagonista, la intuitiva detective Flynn, madre soltera de un hijo (¿adolescente?: es que el actor que lo interpreta parece casi tan mayor como ella), personaje en cuya construcción no parecen haberse esmerado demasiado los guionistas de la serie. Aún así, sigo con Motive, algo que no puedo decir con otras series con un supuesto mejor y más interesante nombre pero que a mí me han dejado ya de interesar desde muy pronto (léase Blindspot o Quantico, desilusiones al por mayor).

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*