Mayday: ¿qué le pasó a Hattie?

Fuente: BBC América

Fuente: BBC América

Hattie Sutton, una adolescente de 14 años, desaparece el día de la gran fiesta de su pueblo, en la que precisamente ha de representar a la reina del desfile. Desde un principio, parece haber unos sospechosos muy claros: un constructor local; su vecino, un atractivo viudo, con un hijo también adolescente que esta perdidamente enamorado de la hermana gemela de la chica; uno de los policías de la localidad y el hermano desequilibrado del tío de Hattie. Sin noticias de ella, y desconfiando de la labor policial, buena parte del pueblo decide salir a buscarla al bosque cercano: a partir de este momento se desencadenarán toda una serie de acontecimientos que terminan llevando a una dolorosa resolución del caso.

La verdad es que si no llega a ser porque revisando los contenidos de Atresplayer me llamó la atención este título, Mayday (aunque en un principio pensé que se trata de una de mis series “favoritas”, Mayday, catástrofes aéreas), seguro que se me pasa desapercibido en su emisión televisiva, en el canal que sea en el que lo hayan echado, como siempre del tirón para así poder quitárselo de en medio, lo mismo que hicieron con Broadchurch, serie con la que guarda un enorme parecido. Hay que decir que ambas series son coetáneas: incluso fueron emitidas con apenas una semana de diferencia en la televisión británica. La que no tiene disculpa es Bajo sospecha, que hace una mezcla un poco descarada de las dos anteriores…

Mayday se adscribe también a esta tendencia hacer protagonista a niños/adolescentes en situaciones violentas en las que no te gusta ver a nadie, pero menos a jóvenes criaturas, la investigación policial y el modo en el que afecta a la familia y todo el entorno. En este caso, a diferencia de los anteriores, la policía queda en un segundo plano y son las propias personas afectadas (la hermana gemela, la esposa del constructor o la del policía, por ejemplo) las que empiezan a hacerse preguntas y a intentar llegar al fondo de la cuestión que más les atañe.

En general, hay que decir que la serie (más bien, mini-serie ya que son 5 capítulos de unos 55 minutos de duración) está bien: no me ha gustado mucho (como tampoco lo hizo en Bajo sospecha) esa sensación de querer hacer sospechoso a todo el mundo, prefiero las investigaciones en las que todo es un poco más sutil. También es verdad -y ya es raro decir esto de series inglesas- que algunos actores/actrices no están demasiado convincentes y tiene mucha gracia que las gemelas tengan 14 años cuando la actriz aparenta perfectamente los 20 que tiene en realidad, e incluso más. En aspectos técnicos, paisajes, el ambiente… todo está muy logrado, pero tal vez el guión falla y no termina de convertirse en una serie algo mejor. De todas maneras, y aunque me ha gustado, creo que Mayday no da para más de lo ya presentado en sus cinco capítulos, aunque veo anunciada una segunda temporada en IMDB.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*