Legends: ¿quién soy?

Fuente: Vayatele

Fuente: Vayatele

Martin Odum es un agente de operaciones secretas del FBI. Su trabajo consiste en infiltrarse en organizaciones terroristas y similares para intentar detener a esta gente que amenaza la seguridad nacional. Para ello adopta una nueva identidad o leyenda, nombre que tienen estos personajes “inventados” pero con todo un pasado creado por el FBI para hacerlos más creíbles. Aunque es el mejor de todos, su gran problema es que cada vez le cuesta más volver a la “realidad” después de estas etapas en las que permanece infiltrado, lo que le ha costado su matrimonio. Sin embargo, lo peor está por llegar ya que alguien le hará saber que realmente Martin Odum no existe y que hay un hecho de su pasado (que él no recuerda para nada, aunque empieza a tener algunos flashes de lo que pudo ocurrir) que le puede costar incluso su vida y la de su familia.

Pues tengo que decir que a mi me ha gustado Legends, la serie de TNT que hace unas semanas terminó con la emisión de su primera temporada (10 capítulos). Es cierto que no ha tenido muy buenas críticas, aunque también es verdad que es una de las pocas que sigo que ha conseguido segunda temporada, así que algún tirón tendrá por lo menos entre el público. Con sinceridad, vaya por delante que no estamos ante una serie original, pues casi todo en ella ya te suena a otras cosas que has visto antes (situaciones, personajes, conspiraciones…) y que su reparto, salvo Sean Bean y Steve Harris, tal vez, es bastante flojo, con una Ali Larter que sí, es preciosa, pero tiene los mismos recursos expresivos que una maniquí del Zara; algo similar ocurre con Amber Valetta: ¿qué pasa, ya no hay actrices y hay que contentarse con ex modelos?

Pese a todo, Legends se salva precisamente por un Sean Bean muy metido en su personaje (vamos, que si no te gusta el británico, mejor te buscas otra serie, que tampoco es cuestión de perder el tiempo…), por una factura técnica muy cuidada y una acción casi constante que hace que los capítulos se te pasen en un suspiro. Es una pena que no hayan tenido el mismo mimo con el guión, que no termina de cuajar y hacer creíble algunos aspectos, como la relación entre los tres principales protagonistas, el trío con menos “química” que he visto en mucho tiempo, o todo lo relacionado con la familia Odum. En fin, vamos a ver qué tal con la segunda temporada, cuya emisión comienza en breve en Estados Unidos.

Más sobre Legends

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*