Forever: el forense inmortal

Fuente: ABC

Fuente: ABC

Henry Morgan, forense de la ciudad de Nueva York, esconde un secreto inimaginable: es inmortal. Y es que doscientos años atrás, cuando ejercía como médico en un barco esclavista, se interpuso en el asesinato de uno de los esclavos, terminando él con una bala en el corazón y arrojado al mar. Sin embargo, sorprendentemente, no murió, sino que además adquirió la capacidad de revivir cada vez que muere: desaparece del escenario y aparece en medio del río, desnudo. Ello le ha llevado a vivir intentando descubrir qué le pasa y cómo puede remediar esta situación, procurando también no entablar amistades ni relaciones dada su peculiaridad: tan solo tiene junto a él a Abe, un setentón que conoce su gran secreto. Un terrible asesinato en el metro, en el que Henry aparece como sospechoso pasa a ser, en cambio, el inicio de su relación con la policía de Nueva York, convirtiéndose en asesor de la inspectora Jo Martínez. A partir de este momento empiezan a investigar distintos casos, al tiempo que el forense se tendrá que enfrentar también a un misterioso hombre que dice ser inmortal, como él, pero que muestra unas intenciones muy peligrosas, mucho más allá de lo que pretende Morgan, que es conocer a fondo la muerte para saber cómo llegar hasta ella…

Forever es una serie de 2014, de 22 capítulos, que ya está cancelada, dato muy importante a tener en cuenta y que hace que te hierva la sangre un poquito más tras cada capítulo y eso que yo solo voy por el 9º: ¿por qué?, ¿por qué no se merece una segunda temporada con la de “petardadas” interminables que hay por ahí? No voy a decir que estemos ante la gran serie del siglo XXI, pero sí que cumple a la perfección su función de distracción, que está bien hecha, tiene personajes interesantes y además bien interpretados (y no lo digo porque Ioan Gruffudd sea una de mis grandes debilidades personales desde la película de El rey Arturo). Me imagino que la cancelación ha venido por su falta de público y, la verdad, la sesuda crítica tampoco la ha tratado muy bien, no olvidemos que, oh cielos, estamos ante un PROCEDIMENTAL, género que, en el mundo crítico actual, es lo peor de lo peor. También se le achaca que es demasiado parecido a lo que ya hay: Bones, Castle, Sherlock o New Amsterdam, una serie de 2008 con un argumento calcado. Sí, es parecido, pero tampoco llega a ser enervante ni molesto porque la serie tiene un toque personal.

En fin, cada cual puede pensar lo que quiera y yo tengo muy claro que solo doy una opinión personal. Y esta es que me está gustando bastante Forever. Me gusta esa mezcla entre investigación criminal y recuerdos del pasado del protagonista. Me encantan las relaciones entre los personajes: en primer lugar, entre Henry y Abe, lo mejor sin duda de esta serie; pero también entre Henry y su compañero de trabajo en la morgue o el forense y los policías (me “parto” cada vez que los interrumpe a porrazos con el cristal de los interrogatorios o las llamadas de móvil). Pero, sin lugar a dudas, me quedo con ese Henry Morgan tremendamente romántico, anacrónico, enteradillo a lo Sherlock (pero en simpático), interpretado por un Ioan Gruffudd que se nota que está encantado con este personaje. Lo peor: ¿cada vez que muere termina desnudo en el río y todavía no hemos visto apenas algo de carne?…

Más sobre Forever.

4 comentarios sobre:
“Forever: el forense inmortal”
  • Ya la han cancelado??? jo, ni he empezado a verla. Es una de las series que tengo en mente ver en cuanto disponga de tiempo (la cola de las cosas que quiero ver cada día es más larga). En fin, si al menos es distraída nos quedará un grato recuerdo cuando acabe, no como otras que se alargan en una lenta agonía sin sentido.

    Saludos.

  • Sí, está cancelada para mi gusto, de forma incomprensible: no es que sea tampoco la gran serie del momento, pero a mi me gusta más que otras como CSI, Bones y similares que ya llevan “choricientas” temporadas. El problema va a estar en cómo termine el último capítulo: si más o menos cierra historia bien, no me importará y la recordaré como la serie maja que es. Ahora bien, si hacen como en “Twisted”, que te sueltan un mega-bombazo y ahí se acaba todo (y la serie era un rollo como ella sola, pero se merecía un cierre mejor)), pues es muy mosqueante…

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*