Asesinato en primer grado: más distracción veraniega

Fuente: TNT

Fuente: TNT

Los inspectores Hildy Mulligan y Terry English, de la policía de San Francisco, tienen que investigar el asesinato de un “camello” más de la ciudad, aunque en este caso averiguan que hay un dato que lo hace ciertamente diferente: el hombre era el padre “desconocido” de Erich Blunt, un joven multimillonario, dueño de una emergente empresa de tecnología. Pero pronto se produce un nuevo hecho que les lleva a pensar que hay algo que va más allá de una simple casualidad porque Cindy, la amante de Blunt, una azafata de su avión privado que había sido despedida por el joven de muy malas maneras, aparece asesinada también. La policía decide detener a este ya que son muchas las pruebas que le señalan y la actitud arrogante del joven no ayuda demasiado, lo cual termina por desquiciar incluso a su poderoso abogado que intentará plantear una duda razonable en el juicio que se inicia, después de unos previos poco favorables al acusado…

Asesinato en primer grado es una serie del canal TNT que va por su segunda temporada que imagino independiente de la primera, ya que el caso al que se enfrentaban queda totalmente resuelto al final. Creada por Steven Bochco (sí, nombre bien conocido gracias a las clásicas Canción triste de Hill Street o Policías de Nueva York) y con su hijo Jesse Bochco en la dirección de algunos de sus capítulos, la serie tiene el claro referente de sus predecesoras, por lo que no le podemos negar que sea una buena distracción y más en épocas poco exigentes, como puede ser el verano. Es curioso, además, ver en su reparto, en el papel -por supuesto- de malísimo a Tom Felton que, desde que fue el dulce hijito de Anna Leonowens  en Ana y el rey, no creo que haya vuelto a hacer un papel de bueno en toda su carrera: si yo fuera él, intentaría no encasillarme de esa manera, pero me imagino que de algo hay que comer también.

Con el reconocimiento absoluto al mérito de conseguir que en ningún momento de la temporada la serie se te haga pesada, también es cierto que uno de los peores defectos que le podemos atribuir a Asesinato en primer grado es que, en algunos momentos, resulta demasiado estereotipada, tanto en personajes, como en situaciones y hasta en las actuaciones de sus actores y actrices, que parecen dejarse llevar por lo fácil y pensar que solo con poner caritas intensas ya nos lo vamos a creer todo… Y es una pena, porque el reparto es interesante, destacando (en positivo) sobre todos ellos James Cromwell, que no aparece en la segunda temporada.

En fin, recomendable primera temporada y a ver qué nos depara la segunda. La verdad es que, si mantienen este nivel aceptable, esta puede ser una serie de largo recorrido.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*