septiembre 2014 Archivos - Series Top

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: Series Top

septiembre, 2014

10
sep 14

Todo lo que no sabías sobre A dos metros bajo tierra

En 2015 se cumplirán diez años del final de A dos metros bajo tierra, la primera serie norteamericana que se atrevió a hablar abiertamente del tema tabú por excelencia: la muerte. Estas son algunas de las curiosidades que dejó a su paso la icónica producción de HBO.

En el año 2000, Alan Ball era uno de los guionistas más perseguidos en Hollywood. La culpa la tenía American Beauty, por la que se llevó un merecido Óscar al mejor guión original. HBO, una cadena en ascenso gracias a los éxitos de Sexo en Nueva York Los Soprano, buscaba un nuevo bombazo y encargó a Ball crear una serie sobre la muerte, un tema tabú que jamás había sido tratado tan abiertamente en televisión. Aunque el proyecto no era personal, Ball fue el que decidió ambientarla en Los Ángeles: “la capital mundial de la negación de la muerte”.

La serie conquistó a críticos y espectadores desde el principio, pero los guionistas tuvieron sus dudas en los primeros compases de la producción. En el primer capítulo se veían varios anuncios paródicos relacionados con la industria funeraria. La intención era que siguieran durante el resto de la serie, pero la idea se desechó tras el piloto. HBO consideraba al principio que la serie jugaba demasiado sobre seguro en sus primeros capítulos. La respuesta de los guionistas fue que la hija adolescente robase un pie en el tercer capítulo de la ficción.

Ahora es una estrella mundial gracias a su papel en esta serie y en Dexter, pero A dos metros bajo tierra es el primer trabajo fuera del trabajo de Michael C. Hall. Rachel Griffiths, Brenda en la ficción, tuvo que convencer a los productores de que ser australiana no era un problema para conseguir un perfecto americano. Frances Conroy, la matriarca de los Fisher, es sólo doce años mayor que su hijo en la ficción, Peter Krause. Este mismo actor estuvo a punto de interpretar al personaje de Hall, pero su química con Griffiths le acabó dando el papel de Nate.

Un final para el recuerdo

La producción de Alan Ball atravesó un bache durante las temporadas tres y cuatro, pero de eso ya no se acuerda (casi) nadie gracias al extraordinario final de la serie, el mejor cierre en la historia de la televisión para muchos seriéfilos. Ese epílogo al son de Breathe Me de la cantante Sia será recordado durante muchos, muchos años.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Six Feet Under por Almudena I. Bernardos, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/gellar/2663928097/

Seguir leyendo
Compartir
07
sep 14

Las curiosidades que no sabías de Perdidos

¿Sabías que Michael Keaton estuvo a punto de interpretar al médico Jack Shephard en Perdidos cuando el personaje moría en el primer capítulo? Esa es una de las muchas curiosidades que dejó a su paso una polémica serie que cambió para siempre el consumo televisivo.

324416_324528_perdidos

Para bien y para mal, en Perdidos todo se hizo siempre a lo grande. La cadena ABC se jugó el pellejo y decidió hacer historia al invertir ni más ni menos que una cifra de unos 12 millones de dólares en financiar el doble episodio piloto del drama sobrenatural. La apuesta salió bien y la serie creada, entre otros, por J.J. Abrams cambió para siempre el panorama televisivo, dejándonos curiosidades y secretos que ahora rescataremos.

Matthew Fox estuvo a punto de no ser Jack Shepard. Michael Keaton, el primer Batman, estuvo a punto de interpretar el papel cuando este estaba destinado a morir en el primer capítulo. Finalmente, se convirtió en el protagonista y Fox luchó por conseguir interpretar el papel de héroe. Menos tuvo que luchar Terry O’Quinn: él fue el único de los actores que fichó por la serie sin hacer pruebas, pues ya había trabajado con Abrams en Alias. También es interesante la llegada de Yunjin Kim (Sun). La actriz surcoreana hizo la prueba para Kate y gustó tanto que los guionistas decidieron crearle un personaje exclusivamente para ella. Lo mismo pasó con Jorge García (Hurley).

Unos orígenes convulsos para una serie fenómeno

Otro que estuvo cerca de no estar fue el propio J.J. En 2004, el jefe del canal quería tener en su parrilla un cruce de la película Náufrago y el reality show Survivor, pero descartó la primera propuesta de los guionistas. Abrams, que en ese momento llevaba para el mismo canal la serie Alias, recibió el encargo de la cadena de hacer una reescritura y contó con su amigo Damon Lindelof. Su versión fue aprobada (a pesar de un ajustadísimo calendario de trabajo) y el piloto fue encargado. Curiosamente, el jefe fue despedido poco después, entre otras razones, por aceptar un proyecto tan caro y arriesgado.

Pese a todo, la participación de Abrams en Perdidos siempre fue muy reducida. El guionista y director estuvo involucrado en la primera temporada, pero a partir de entonces los verdaderos responsables de la ficción fueron Carlton Cuse y Damon Lindelof. A ellos son a los que tenéis que atacar si no os gustó el final de la historia.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Lost por Geoffrey Chandler, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/hotrodhomepage/153756421/

Seguir leyendo
Compartir
05
sep 14

Todo lo que no sabías sobre ‘Los Soprano’

El fallecimiento de James Gandolfini el pasado mes de junio nos invita a mirar atrás y recuperar curiosidades que no todo el mundo sabe sobre Los Soprano, una serie irrepetible de HBO que marcó un antes y un después en la historia de la televisión de calidad.

El éxito público y crítico de Los Soprano cambió para siempre la industria televisiva norteamericana. La ficción de HBO fue la primera de cable en ganar el Emmy a la mejor serie dramática en una época en la que sólo triunfaban producciones de los canales generalistas. Ahora la tendencia se ha invertido, en parte a la revolucionaria ficción de David Chase, quien creó el concepto “serie de autor”.

El impacto de la producción fue mucho más allá de la pequeña pantalla. Se escribieron numerosos libros sobre esta, se lanzó a la venta un videojuego, los recopilatorios de las canciones que salían en la serie se convirtieron en superventas en todo el mundo y el canal se hizo de oro con el merchandising que los fans compraban compulsivamente. Los Soprano fue toda una mina de oro.

Una audiencia extrañamente irregular para la serie estrella de HBO

Hasta su segunda temporada, Los Soprano no se convirtió en el fenómeno que todo seriéfilo debía seguir. Entre el primer y segundo año la audiencia subió en más de tres millones de espectadores, aunque la evolución de la audiencia fue irregular. El cénit de la serie curiosamente no coincidió con su entrega final, sino con la cuarta temporada (promedió unos espectaculares once millones por episodio). La desastrosa decisión de dejar grandes espacios de tiempo entre las nuevas entregas provocó que la última temporada de la ficción fuese la tercera menos vista de todo el programa.

Un final emblemático que descolocó a la audiencia

El controvertido final hizo de la serie creada por David Chase un tema de debate público. HBO contó que decenas de espectadores llamaron a las oficinas del canal porque pensaban que la señal se había estropeado en la última escena del capítulo, aún confusos por la magistral conclusión de la travesía del inolvidable Tony Soprano. En las semanas posteriores a la emisión del capítulo las parodias del desenlace se sucedieron; entre ellas, una cortesía de los protagonistas de Padre de familia en plena gala de los Emmy de 2007.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de James Gandolfini por gdcgraphics, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/gdcgraphics/6189999947/

Seguir leyendo
Compartir
02
sep 14

Todo lo que no sabías sobre Ally McBeal

Entre 1997 y 2002, Fox (Telecinco en España) emitió Ally McBeal, una serie que marcó un antes y un después en la comedia romántica televisiva. Calista Flockhart se convirtió en una estrella de la pequeña pantalla con una producción que levantó polémicas, ganó premios y vendió millones de discos, entre otros logros.

En los años noventa, el guionista y productor David E. Kelley estaba considerado como el rey de Hollywood. Forjado en la escuela de la prestigiosa La Ley de los Ángeles, el escritor y abogado acabó independizándose y creando ni más ni menos que tres series ganadoras del Emmy. Dos de ellas, El abogado y Ally McBeal, le permitieron convertirse en el único guionista que ha ganado el mismo año los premios a mejor serie de drama y comedia. Más allá de sus premios, Ally McBeal se convirtió en un icono de la década, en una serie que levantó pasiones y controversias en sus cinco años de recorrido por las parrillas.

El feminismo (o no) de la serie se convirtió en uno de las principales virtudes o defectos de la serie, todo depende de a quién preguntases. También fue motivo de crítica la delgadez de su protagonista, Calista Flockhart. En cualquier caso, la serie se convirtió en todo un fenómeno que supo saltar a la lista de ventas musicales: Vonda Shepard vendió millones de discos gracias a las versiones que interpretaba en cada capítulo.

Antes de convertirse en una estrella de Hollywood gracias a Iron Man, Robert Downey Jr. participó en la cuarta temporada de la serie en el papel de Larry, un divertido abogado que robaba el corazón a la protagonista. El personaje enamoró a los críticos y seguidores de la serie, pero los problemas de Downey Jr. con la ley acabaron forzando su despido. Kelley quería seguir contando con el actor, pero la cadena obligó al guionista a eliminar el personaje de la ficción justo antes de la boda entre Ally y Larry. Downey Jr. nunca regresó a la serie, pero al menos ganó un Globo de Oro y un premio del Sindicato de Actores por su interpretación.

Un final interrumpido

Aunque para final triste, el de los espectadores españoles: Telecinco decidió dejar de emitir la serie un episodio antes de su desenlace definitivo. En definitiva, un triste cierre para un simpática serie que nos dejó momentos y personajes memorables.

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Calista Flockhart por yellowblade67, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/33427671@N06/3169469823/

Seguir leyendo
Compartir
02
sep 14

Todo lo que no sabías sobre Sexo en Nueva York

El 22 de febrero de 2014 se cumplieron diez años de la despedida de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda de la pequeña pantalla. Las dos películas han empañado parte del legado de la comedia inspirada en las columnas de Candace Bushnell, pero que nadie se engañe: Sexo en Nueva York es historia de la televisión.

Sexo en Nueva York revolucionó la televisión a finales de los años noventa. Muchos han intentado hacer de menos a la ficción creada por Darren Star a partir de una columnas de la escritora Candace Bushnell, pero la serie protagonizada por Sarah Jessica Parker fue clave a la hora de poner en el mapa a HBO antes de que se estrenasen las series por las que se eleva a los altares al canal hoy en día. La ficción fue un fenómeno televisivo, social y estético. Carrie Bradshaw se convirtió en un icono de la moda y de la época, haciendo de Parker la imagen más perseguida por las marcas y las revistas.

Más allá de su impacto indudable en la cultura popular, la comedia supuso una revolución en el tratamiento del sexo en la televisión, especialmente en el campo femenino. La serie también fue un estandarte para la televisión de cable. Sexo en Nueva York fue la primera serie de cable en ganar el prestigioso Emmy a la mejor ficción de comedia o musical. Aunque el verdadero campo de éxitos de la producción fueron los Globos de Oro, donde se llevó el premio gordo en 1999, 2000 y 2001.

Durante los años de emisión de la serie la noticia no saltó a los medios, pero lo cierto es que Sarah Jessica Parker y Kim Cattrall no tenían relación alguna lejos de las cámaras. Algo curioso, dada la química que tenían en pantalla Carrie y Samantha. Todo apunta a que la relación se complicó cuando Parker se convirtió en una de las productoras de la serie.

Un fenómeno que saltó al cine

El gran éxito de audiencia de la última temporada dejó abierta la puerta de la continuidad de las aventuras neoyorquinas de las chicas en forma de largometrajes para cine. La primera película fue un éxito mundial, superando los cuatrocientos millones de dólares en todo el globo. Sin embargo, las malas críticas y el descenso en la recaudación de su continuación apuntan a que no habrá un Sexo en Nueva York 3, al menos por ahora. 

Fuente imagen: Esta imagen es una obra derivada de Sex And The City 2 iPad Wallpaper por xploitme, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución “Sharealike” en http://www.flickr.com/photos/45928872@N08/4655965653/

Seguir leyendo
Compartir