“Sobrenatural”. Vencer la maldad en un Impala del 67

Sobrenatural/Supernatural

Supernatural o Sobrenatural, como la conocemos nosotros, es la típica serie de televisión que a priori podríamos catalogar para un público juvenil. De hecho, nunca hubiera estado en “mi lista” de no haber sido por mis sobrinos a los que acompañaba cuando la veían y escuchar su posterior y entusiasmada discusión sobre el episodio de turno .

Pues bien,  una vez visto bastante de la serie, he descubierto que el viaje de los hermanos  Dean y Sam Winchester (interpretados por los actores tejanos, Jensen Ackles y Jared Padalecki), recorriendo  todos los rincones de  EE.UU. en su Chevrolet Impala del 67, al ritmo del rock y heavy clásico –anterior a los años 80-, con incontables guiños a películas,  series o grandes músicos, y echando de menos tener un hogar -en el mejor sentido del término- , resulta que tiene su “encanto”.  Bueno, también, de vez en cuando hacen paradas para vencer a cualquier manifestación del mal. Ese es su trabajo.

Desde luego, no puede ser casualidad que  Sobrenatural (Supernatural),  planteada inicialmente para cinco temporadas, acabe de ser renovada para la duodécima, consiguiendo un record en series Sci-fi, sólo superado por la británica “Doctor Who”. Ni tampoco puede ser casualidad que haya versiones en comic , “Supernatural Origins”, en anime, “Supernatural: The Animation”, e incluso varios proyectos para algún spin-off. Por no mencionar el incontable número de admiradores dedicados a recopilar los curiosos y divertidos detalles de todo lo que tenga que ver con la serie y sus protagonistas.

¿Pero de dónde surge la idea de las aventuras y desventuras de Dean y Sam Winchester?

Del guionista, director y productor Eric Kripke, nacido en Toledo (pero el de Ohio, en EE.UU.) y al que desde pequeñito, le gustaba grabar películas caseras que luego enseñaba a sus “compis” del instituto.  Este precoz artista también está detrás otras series como “Revolution” (producida por J.J. Abrahmas) y  “Deadman”. Inicialmente la historia estaba prevista que girase en torno a un periodista de investigación de misterios y leyendas, pero al final, vencieron como siempre, nuestros dos hermanos “cazadores”.

Con Eric KripKe en la ComicCon de San Diego, 2009

Eric Kripke con Jared Padalecki y Jensen Ackles en la Comi-Con de San Diego. 2009.

 

Eric Kripke para recrear ese mundo lleno de malvadas criaturas sobrenaturales contra las que estoicamente deben enfrentarse de forma incansable los hermanos Winchester, como “superhéroes” sin poderes, se inspiró en varias fuentes.

Por una parte en la novela del escritor norteamericano, amante de la mitología, Joseph Campbell, titulada “El Héroe de Las Mil Caras” de 1949. También en la película de culto y oscarizada (en el ¨82 al Mejor Maquillaje) “Un Hombre Lobo Americano en Londres” de 1981, de Jonh Landis. Y, finalmente, del prolijo escritor inglés, Neil Gaiman, su comic  “The Sandman”. DC Comics, 1989-1896, y su novela “American Gods” (2001).

¿Qué encontramos en estas obras, a su vez reflejado en la serie?

Pues podemos encontrar fantasía, humor, mitología, leyendas, culturas, sueños y anhelos humanos, pero también miedos y pesadillas, bondad y maldad, ángeles y demonios, héroes y villanos, luchas épicas y mundanas, monstruosidad y belleza, viajes al exterior y al interior… Y, en el fondo, la constante lucha del hombre contra las circunstancias adversas, superando obstáculos, venciendo al mal en cualquier de las formas que se presenta, sin perder nunca la esperanza.

Por si fuera poco, Eric Kripke,  en medio de esas heroicas batallas contra las malvadas criaturas inimaginables que centran  las venturas y desventuras los Winchester, parece que se encarga de recordarnos dos valores. El primero  sería el valor de la familia “versión extendida”, o sea,  incluyendo, amigos y compañeros.  Y, el segundo, el del bien venciendo al mal, la eterna aspiración humana.

Protagonistas, guionistas, productores y el Impala, celebrando los 200 episodios. Hotel Fairmont de Vancouver. 18.10.2014

Protagonistas, guionistas, productores y el Impala del 67, celebrando los 200 episodios. En el Hotel Fairmont de Vancouver. el 18 octubre 2014.

 

Como dijo Edmund BurkeLo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada  y  en Sobrenatural, los hombres buenos,  Dean y Sam Winchester & Family (Jonh, Bobby, Castiel, Rufus, Pamela, Jessica, Kevin…) siempre hacen todo lo sobrenaturalmente posible para que cualquiera de las formas imaginables e inimaginables en las que se represente la maldad (Samhai, Crowley, Ruby, Lucifer, Lilith…), sean vencidas.

Eso sí, en ocasiones se llevan más de una sorpresa y descubren bondad dentro de la maldad -y al revés- , aunque esto no les hace perder su sentido del humor, sexi e inteligente, mientras al fondo suena, por ejemplo, música de Led Zeppelin.

Por cierto, respecto al apellido “Winchester”  elegido para los hermanos, una leyenda urbana lo atribuye a la  Mansión de Sarah Winchester, calificada como el lugar más embrujado de EE.UU. Es el “típico” caso de rica heredera  construye inmensa casa (24.000m2) para compensar las innumerables vidas sesgadas con armas fabricadas por la empresa familiar (la compañía “Winchester Repeating Arms). Cuentan que la construcción de semejante mansión fue por seguir el consejo de una médium que también le recomendó que jamás la finalizará, por lo que está inacabada.  Pero esta es otra historia…

Como mañana es el día de San Jorge, permitirme que hoy dedique mi comentario a todos los Jorge y Jordi, y muy especialmente a mi sobrino Jorge, para que siempre disfrute venciendo a sus dragones.

 

¿Alguien se anima a ver la serie?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*