“22.11.63” Mucho más que una serie de JFK

James Franco  es Jake Epping  en "22.11.63"

El profesor Jake Epping (James Franco) en “22.11.63”

“22.11.63”, es el título de la serie que hará que todos recordemos la fecha del asesinado del 35º presidente de EEE.UU. John Fitzgerald Kennedy, en la ciudad de Dallas (Texas, EE.UU.). Y aunque parezca que sólo  gira en torno a este suceso, la serie no se limita a eso, es mucho más.

Su protagonista es  Jake Epping (interpretado por James Franco), profesor de instituto,  con una misión: impedir el asesinato de JFK ocurrido el 22 de noviembre de 1963. ¿Y cómo podría realizar semejante proeza? Muy sencillo: viajando en el tiempo hacía el pasado y evitando que Lee Harvey Oswald, cometa el magnicidio.

Aunque son incontables los libros, películas, series y documentales dedicados al admirado presidente norteamericano, la serie “22.11.63” rompe la mera visión biográfica, política o histórica, aunque sin descuidarla lo más mínimo. Parte de una premisa, que da por sentada: Si no hubiese sido asesinado JFK, la historia de EE.UU. y del mundo en general, hubiese sido mejor. La consecuencia es  intentar impedir que el fatídico hecho ocurra. Y flotando el en el aire una eterna incógnita: ¿Si pudiéramos cambiar el pasado, deberíamos hacerlo?

Su trama es inquietante y muy interesante.

Titular una serie con una fecha, y por ende, sólo con números, cuando menos es peculiar. Pero buscando,  como siempre, de donde partió la idea para llevar a cabo este proyecto, encontramos rápidamente la explicación.  Es la propia promoción de la serie “22.11.63″, estrenada el pasado 6 de abril en nuestro país por la cedena Fox, quien se ha encargado de decirnos que detrás de ella se encuentra J.J. Abrahms y Stephen King.  

Que el polifacético J.J. Abrahms  (director, productor, guionista, entre otras cosas), aparezca en los créditos de una serie de televisión no puede sorprendernos. Alias, Fringe, Perdidos, Person of Interest (Vigilados), Revolution, son títulos que están en la lista.

¿Pero Stephen King? ¿El escritor maestro del terror? Pues tampoco debería sorprendernos. Aunque el terror no es uno de mis géneros favoritos, ni en la literatura ni el cine,  a la genialidad, es difícil no sucumbir y el señor Stephen King, es un genio más allá del terror.

La lista de sus novelas adaptadas, tanto para la gran pantalla como para la televisión, se traduce en éxitos. Las películas Carrie, Los Chicos del Maíz, El Resplandor, El Cazador de Sueños, La Milla de Oro, Cadena Perpetua, La Niebla, La ventana Secreta, y las series  Haven o La Cúpula, entre muchas otras, tienen origen en su pluma.

 

 J.J. Abrahms, Stephen King y James Franco en el set de rodaje de "22.11.63".

J.J. Abrahms, Stephen King y James Franco en el set de rodaje de “22.11.63”.

 

Efectivamente, la serie “22.11.63” está basada en la  novela de Stephen King 11/22/63”, 22 de noviembre de 1963, ya que EE.UU. utiliza el formato de fecha mes/día/año (algún día espero averiguar el motivo). Fue publicada en 2011 y como es habitual en el autor, el éxito alcanzado fue rotundo.

La idea de “borrar” de la historia aquel fatídico asesinato, le rondaba ya en la cabeza desde 1970 como él mismo ha comentado. Sin embargo, prefirió esperar y aparcar el proyecto hasta conseguir una completa y total información, no solo del asesinato y su investigación posterior, también quiso conocerlo todo del modo de vida en aquellos primeros años de la década de los 60.

Fueron cientos de documentos, fotografías y periódicos los que pasaron por sus manos y sometidos a un análisis detallado y exhaustivo, para conocerlo todo, absolutamente todo de la realidad social, política y económica de la época.

Las ciudades, los automóviles, la cultura, la moda, las costumbres, los precios, nada quedó fuera en el arduo trabajo. Y el resultado, como no podía ser de otra forma, fue una magnífica, perfecta y auténtica recreación de aquellos años, que está magistralmente reflejado en su adaptación televisiva.

La serie “22.11.63”, o miniserie de 8 episodios (y punto final), puede atrapar desde su primer episodio y motivos tiene. La estupenda y maravillosa recreación de los años 60 (el vestuario, al estilo “Mad Men” es perfecto!); el excelente elenco de actores que acompañan al protagonista, James Franco (nuestro profesor Jake Epping); y, muy, muy especialmente, el fascinante y a la vez peligroso, juego de poder crear el presente deseado a base de cambiar el pasado, se encuentran entre estos motivos.

“El libro es mejor que la película, todo el mundo lo sabe” le dice Sadie Dunhill (que interpreta Sarah Gardon) en el primer encuentro fortuito con nuestro profesor Jake Epping (James Franco). Puede que sí, puede que no. Pero mañana  toca nuevo episodio y sospecho que  esta serie a más de uno va a tener expectante hasta el final.

¿Cambiaras algo del pasado? ¿Sí? Pues cuidado con lo que se desea que a lo mejor se hace realidad…

1 comentario sobre: ““22.11.63” Mucho más que una serie de JFK”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*