Una retirada a tiempo... es lo mejor de la semana - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

12
ene 14

Una retirada a tiempo… es lo mejor de la semana

Sabía que su final llegaría tras la el parón navideño y sería lo mejor de la semana. Su retirada ha sido en cierto modo un alivio para aquellos que sufríamos cada semana esperando que la serie diera un vuelco mágico y despertaran de aquel lugar en el que han estado dormitando sus protagonistas. Hemos estado tan cautivos como el título de la serie porque aún nos quedaba cierta incredulidad: ¿seguro que esa es Colette?… Es lo mejor que les podía pasar, y eso sin dar un portazo, ya que aún no se ha confirmado si la serie tendrá una segunda temporada (supongo que el atracón de polvorones les impide pensar con claridad) El final ha sido tan absurdo y nefasto como el resto de la serie. Por este cúmulo de despropósitos se han merecido al menos ocupar un lugar en mi artículo semanal. La retirada de Hostages (Rehenes) es lo mejor de la semana.

 

Hostages

 

La vuelta de algunas series ha sido tan mediocre como el capitulo previo a la midseason, regreso que, por otra parte  será breve, ya que tras tres capítulos emitidos en enero volverá a tomarse un largo descanso hasta principios de marzo. Este es el caso de Revenge. Las razones prefiero incluso no saberlas.

 

Revenge nos dejaba con un presunto cliffhanger que a pocos sorprendió dado que todos podíamos imaginar que sus planes no se podrían llevar a cabo por razones obvias (supondría el final de la serie) Pero yo añadiría a lo previsible una gran dosis de improvisación. La misma que parece haberse apoderado de su regreso en el primer capítulo del año. Una rápida y fugaz amnesia (para rellenar), unas fotos que poco o nada prueban (para rellenar), una nueva amiga para Aiden (para rellenar) y los paseos de Charlotte por el hospital ataviada con modelitos de pasarela y peinado de boda (para vomitar).

 

En fin, que este capítulo no ha aportado nada de nada. Lo mismo que ha estado ocurriendo a lo largo de esta temporada. Pronto Emily sabrá cual es su objetivo ahora que ya sabe quien le disparó, ya que su recuperación es veloz. Pero aún falta que nos sorprendan.

 

Sí, lo confieso. Esta es mi serie “guilty pleasure”. Pero también es cierto que no tengo pelos en la lengua. ¿Arreglarán todo este enredo antes de su nuevo y largo parón?

 

También ha vuelto The Good Wife demostrando como se hacen las cosas. Esta serie se permite dejar en el tintero algunos asuntos y rescatar otros del pasado  que conservan todo el interés pese al paso del tiempo. Esta serie logra captar la atención con toda la elegancia que le caracteriza y pese a adoptar un ritmo pausado e incluso me atrevería a decir que lento, el espectador apenas lo nota. Por destacar hasta podríamos hacerlo de la música (*)

 

Revolution era una de las primeras que se tomaba un descanso y su vuelta no ha sido nada sorprendente. Sigue con sus habituales altibajos desarrollando su acción en diferentes puntos geográficos lo que le puede dar cierta armonía en algunas ocasiones. Hay que decir que siempre logran introducir algún elemento que aporta cierta novedad a la trama (ya sea una nueva incorporación o alguna vuelta del pasado) De momento, esta es la razón para que sobrevivan ya que en este caso, su pausado ritmo no le conviene en absoluto.

 

Haré mención también a la vuelta de Castle, Bones y Elementary, tres series procedimentales que logran siempre estar a la altura y no decepcionan.

 

Pero vayamos a lo que ocupa. La retirada de una serie que ha logrado incorporar cualquier tipo de despropósito.

 

Hostages arrancó con grandes expectativas. No era de extrañar dado en primer lugar su reparto. Toni Colette y Dylan McDermott eran grandes alicientes para correr a la cita semanal con estos actores y con una trama que en principio prometía. Pero desde el primer capítulo vimos que algo no encajaba. En mi caso fue ver a Colette con una cara de extraña expresión. ¿Son cosas mías o su delgadez le ha cambiado la cara?¿y quién le ha hecho ese corte de pelo?¿Eduardo Manostijeras?

 

Y si ella llega a provocar la risa, la inexpresión de McDermott da pena. La unión de ambos personajes resulta ser en ocasiones cómica por lo exagerado de sus interpretaciones. A todo ello le tuvimos que sumar una trama que comenzaba a no tener sentido y a no poder explicarse de ninguna manera. No se sostenía.

 

Escenas sin sentido, apariciones marcianas, besos introducidos con calzador… todo fue de mal a peor. Lo mejor que le ha podido ocurrir ha sido su retirada (que no cancelación, ya que aún no se ha confirmado ningún extremo) Ni siquiera han podido o han sabido hacer un capítulo final decente aunque en ese aspecto no se le puede reprochar nada. No es la primera serie que tiene que idear un final acelerado tras el anuncio de su cancelación.

 

La retirada de Rehenes, Hostages, nos ha vuelto a demostrar como todo se puede torcer pese a tener todos los ingredientes para ser un éxito. Desde mi punto de vista Toni y Dylan no se llegaron a creer sus papeles y la trama fue tan, tan, tan cofeccionada para ser algo novedoso e inédito que olvidó algo tan importante como que la solución suele ser la más sencilla.

 

Por ello, lo mejor de la semana ha sido la retirada de Hostages… ¿o no?

 

(*) No lo puedo evitar, son mi debilidad y con videos como éste más aún. Decía que The Good Wife nos sorprende incluso con su música… y su equipo se involucra al máximo (aunque Julianna Margulies tenga dos pies izquierdos) Supongo que este video es, sin lugar a dudas, realmente, lo mejor de la semana.

 

 

 

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>