Resucitarse es lo mejor de la semana - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

26
ene 14

Resucitarse es lo mejor de la semana

Resucitarse es lo mejor de la semana. Pero no en forma de zombie o como una aparición traslúcida. No me refiero a eso. Tampoco si has muerto de verdad, es decir, que mueres y luego algo sobrenatural te devuelve a la vida. No, tampoco. Resucitarse es no haber muerto, pero que todo el mundo piense que has muerto, permitir que todo el mundo lo piense y en el momento menos pensado, reaparecer. Eso es resucitarse. Una de las artimañas más utilizadas en el cine y la televisión y que no pasa de moda. Por los siglos de los siglos, resucitarse es lo mejor de la semana y que mejor que hacerlo con un numeroso grupo de seguidores detrás. Eso es The Following.

 

The Following

 

Casi rozando el final del mes de enero y las series están a medio gas. Muchas se han vuelto a dar un descanso y otras están arrancando.

 

La incondicional Castle es de las pocas que mantiene un buen ritmo sin dejar caer en ningún momento la calidad de sus tramas. La serie que ha logrado mantenerse en su sexta temporada continúa con sus capítulos procedimentales pero dejando un amplio margen para todo lo que conciernen a las relaciones entre sus protagonistas. Eso junto al humor que le caracteriza la han convertido en una de las series favoritas para todos los públicos.

 

Hart of Dixie no destaca salvo por los tacones de su protagonista. Si es un signo de agotamiento el hecho de que los argumentos de sus capítulos sean cada vez más absurdos, el final de la serie tendría que estar muy cerca. No es una serie que moleste, es fácil de ver, pero hasta ahí.

 

Arrow sigue con su nueva temporada centrada en presentar al nuevo enemigo (examigo) del protagonista alternando como siempre las escenas de actualidad con aquellas que recuerdan el pasado del arquero en la isla, un pasado que ha dado mucho de sí.

 

Revolution ha logrado reinventarse y está consiguiendo sorprenderme capítulo a capítulo con giros inesperados y con tramas dispersas geográficamente. Aún queda por centrar el tema de la nanotecnología, pero del resto no tengo queja.

 

La que me está sorprendiendo gratamente es The Blacklist. La serie protagonizada por un James Spader por el que han pasado los años si hacer esfuerzo por ocultarlo ha conseguido centrar toda mi atención. Aunque podríamos clasificarla como procedimental, se trata de más que eso. En casa capítulo nos han presentado a un enemigo al que cazar siendo su protagonista el artífice de que eso se logre ya que todos ellos se encuentran entre los más buscados y nunca encontrados.

 

Pero la serie va más allá. El pasado familiar de la detective Keen sigue siendo una incógnita, la verdadera identidad de su marido también así como las intenciones de Reddington. Todas estas preguntas son las que salpican cada uno de los episodios y consiguen que resulten dos tramas paralelas igual de atractivas.

 

Pero la verdadera protagonista ha sido la vuelta de The Following. La serie protagonizada por Kevin Bacon vuelve con su segunda temporada un año después de donde se quedó la primera, esto es, celebrando el aniversario de la muerte de Joe Carroll.

 

Ahora Ryan Hardy está retirado y se dedica a dar clases. Es un hombre totalmente diferente al que conocimos en la primera temporada y al parecer durante este año ha pasado por más de una fase para llegar a ser el hombre que es ahora. Aunque aparentemente ha abandonado todo lo que concierne a la investigación, sigue manteniendo su propio seguimiento en su casa y en secreto.

 

Resucitarse es lo mejor de la semana porque la segunda temporada comienza el día del aniversario de la muerte de Carroll, momento que escogen un grupo de seguidores para realizar una matanza en el metro en nombre de su líder y ataviados con máscaras con la forma de su cara. Esto hace que se solicite ayuda a las personas que participaron en la primera investigación aunque Hardy declinará la invitación.

 

Esta primera entrega de la segunda temporada nos devuelve la emoción de esta serie centrada sobre todo en la maldad grupal. Desde mi punto de vista lo característico de la serie no era manifestar la maldad de una persona. El protagonista de la maldad no era Carroll sino sus seguidores. Como un grupo de personas se unían por un fin común macabro y oscuro. Lo que verdaderamente sorprendía de la serie era pensar que cualquiera podía ser un seguidor y que estos estaban dispuestos a lo que fuera para contentar a su líder.

 

Esta segunda temporada presenta la misma cara lo que plantea muchas sorpresas y muchos giros inesperados. Lejos de haber terminado la pesadilla ésta se ha reinventado y ha resurgido de sus cenizas. Los seguidores se han unido y se han multiplicado. En definitiva, la esencia de The Following ha resucitado. O mejor dicho y sin querer ser explícita, resucitarse es lo mejor de la semana.

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>