Queridos Reyes Magos: regalos y carbón para las series 2014 - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

04
ene 15

Queridos Reyes Magos: regalos y carbón para las series 2014

Queridos Reyes Magos:

 

Este año he sido muy, muy, muy buena… tanto, que aún no he comentado el extraño y nefasto final de la cuarta temporada de Homeland. Durante el pasado año soporté estoicamente el horror de  Z Nation y no he sido (muy) mala con Alicia y Emily, aunque se lo merecieran. No he abandonado Anatomía de Grey, aunque la familia de Meredith crezca tanto como la de los Brady y, aunque haya tenido estas navidades pesadillas con Elsa y Ana (por cansinas) no me he perdido un solo capítulo de Frozen… perdón, de la cuarta temporada de Once Upon a Time. Por ello, y por otras razones que iré desgranando en esta carta, me gustaría realizar unas sencillas e insignificantes peticiones (que sé lo liados que van a estar).

 

pd

 

Majestades, ha sido un año difícil… pero he logrado mantenerme firme en mi no tan secreta adicción y lejos de abandonar alguna serie he incorporado algún estreno reciente (y no tanto). No ha sido tarea fácil. Porque, ya me conocen, yo no me callo ni debajo del agua y alguna se merece que le ponga mi peor cara.

 

¿En serio?¿En serio?¿En serio se tenían que cargar a Will? El giro de acontecimientos de una de mis series preferidas me ha desconcertado. Pero siendo sincera, me siguen sorprendiendo para bien. Nos han introducido en un juego con movimiento frenético que provoca sencillamente que no nos podamos hacer demasiadas preguntas. Ah, bueno, si me puedo hacer una: ¿en serio Peter vuelve a las andadas? Ha desaparecido uno de los personajes principales de la serie pero nos han aportado una candidata, una fusión y ¿una condena?…

 

The Good Wife sigue captando toda mi atención aunque en más de una ocasión Alicia haga que se me hinche la vena del cuello por lo sosa y mojigata que puede llegar a ser. Como comenté en otra ocasión, las series protagonizadas por mujeres están ocupando un lugar importante en mi parrilla particular y el pasado 2014 nos ha dado algunas series en las que las féminas son las reinas. Por ello Gaspar, he realizado mis deberes y he seguido puntualmente Madam Secretary y no tan puntualmente State of Affairs. Dos series que se estrenaban el pasado año, aparentemente similares pero nada que ver la una con la otra. La primera con estilo y sencillez aunque algo previsible y de similares rasgos a otras, y la segunda con un claro intento de complicar la trama que desde mi punto de vista, muere precisamente en ese intento.

 

Otro estreno con una mujer al frente ha sido How to get away with murder, un procedimental diferente ya que centra la atención en la trama principal que se mantiene intacta durante todos los episodios y de manera secundaria los casos de cada episodio. Formato dinámico, con continuos saltos en el tiempo que crean una falsa sensación de avanzar en la serie a un ritmo más rápido de lo que realmente te aporta.

 

Iba a obviar otro estreno de mujer, pero bueno, supongo que debo darle su hueco ya que al fin y al cabo la vi completa. Halle Barry protagoniza Extant, una serie de ciencia ficción. Eso explicado de manera rápida. Si me detengo un poco más nos pueden dar las uvas del 2016.

 

Esta serie llegó con el verano, porque sí, Melchor, yo no me tomé vacaciones y dediqué buena parte de mi tiempo a disfrutar de los estrenos y renovaciones estivales. The Last Ship o lo que en un principio pareció la versión americana del El Barco y después se convirtió en una serie postapocalíptica más, con cura milagrosa y malos en el poder incluidos. Pero la vi.

Igual  hice con la segunda temporada de Graceland, aunque más que verla se me indigestó.

Murder in the first o Those who kill, cada una a su manera, en mi género preferido, tuvieron su momento aunque la primera fue algo previsible y la segunda algo enredada.

 

A lo largo del año he visto otros estrenos como Helix, Sequestered, The night shift, Intelligence, Crisis, pero no tienen nada a destacar. Forever se lo marca al más puro estilo Los Inmortales pero sin Christopher Lambert, Stalker nos presenta otro tipo de procedimental como es del acoso y The 100 nos trae a un grupo de niñatos que caen de una nave espacial a una tierra llena de terrícolas salvajes. Sin embargo hay otros que sí son merecedores de mención aunque no hayan logrado formar parte de mi tiempo.

 

No me refiero a The Missing, que si ha logrado mi interés aunque no sea muy amiga de dramas-con-niños. Lo de The Leftlovers ha sido otro asunto. En un principio la idea me captó de manera arrolladora, pero la evolución, el desarrollo ha sido demasiado para mí.

Es cierto que True Detective también es densa: ¡esas charlas filosóficas sobre el bien, el mal, la religión, el mundo, los buenos, los malos, el interior, el exterior…! Pero merece la pena, y vaya si la merece.

 

Supongo que soy más de otro tipo de oscuridad, como el de Penny Dreadful, serie estrenada el pasado año y que me ha parecido fantástica. O también me va más el rollito sé quien eres pero no sé como pillarte de The Fall que en su segunda temporada me ha tenido tan enganchada como en la primera.

 

Pero Reyes Magos, si hay algo que reprochar han sido las salidas. A la sorpresa de la de Will, devastadora, se unió la anunciada de Cristina. ¡Qué gran personaje! Ahora no les ha quedado más remedio que volver a aumentar la familia de Meredith con otra hermana… ¡me aburro! Tanto como el aburrido y tedioso final de True Blood.

 

Y no es que sea muy exigente, como demuestra el hecho que siga viendo Revenge, pero me reafirmo en mi teoría de que lo más difícil de escribir en una serie de éxito es su final. Como en cualquier espectáculo. Como metas la pata, lo anterior se habrá olvidado.

 

Claro que dejo mucho en el tintero, Majestades, estrenos o simplemente novedades de aquellas series que sigo desde hace años, pero siempre habrá tiempo de mucho más en este blog. Sólo diré para concluir que he sido, fiel, fiel,fiel a The Walking Dead. Se que eso no tiene mérito, porque no me decepciona, pero ya saben que esta carta debe incorporar todo aquello necesario para realzar lo bueno que hay en mí.

 

Por todo ello, queridos Reyes Magos, este año seré comedida y sólo voy a pedir tres cositas: merecidas despedidas, emocionantes renovaciones y  sorprendentes estrenos.

 

¡Gracias!

 

La Oscura Pasajera

 

 

Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>