Novedades Archives - Página 2 de 3 - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

Novedades

05
ene 14

Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana es lo nuevo. Muchas series esperan a principio de año o incluso a primavera para hacer sus estrenos o regresar con nuevas temporadas. Por ello el próximo estreno de una nueva serie ocupa este lugar. Con dos actores que saltan de la gran pantalla a las series de televisión. La trama promete. Lo mejor de la semana es True Detective.

 

 true detective

 

 

True Detective es un drama que narra la historia de los detectives Rust Cohle (Matthew McConaughey) y Martin Hart (Woody Harrelson) y de como la búsqueda de un asesino en serie en Lousiana durante 17 años llega a afectar a sus vidas.

Se trata de una serie que tendrá un formato parecido al de American Horror Story en el que cada temporada es diferente incluido el reparto y la historia.

 

En el caso de la primera temporada que es la que nos ocupa contará con ocho episodios y con el aval de tener a McConaughey y Harrelson como protagonistas. Para el primero será su primer compromiso con una serie de televisión y para el segundo será la vuelta a un medio que conoce y que de hecho le dio a conocer.

 

Si bien contar con ambos es un aval la serie se tendrá que ganar, como todas, a los espectadores. Hemos asistido a sonoros fracasos protagonizados por grandes estrellas pero que no lograron captar la atención de la audiencia. Y si no llega al espectador se acabó.

 

A priori el trailer (hay varios) promete e indica que será una serie con una gran carga dramática y con una alta calidad. Por ello, True Detective y su próximo estreno el 12 de enero es lo mejor de la semana.

 

 

Seguir leyendo
Compartir
15
dic 13

Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana llega del norte de Europa. Del frío y del mar. Directamente del éxito de una escritora y de la novedad de las caras, las localizaciones y las tramas totalmente diferentes. Cuando las series se van de vacaciones, cuando las ideas parecen estar agotadas, el plan es una miniserie basada en una exitosa saga de novelas policíacas. Sigue la estela de otras grandes que han ocupado un merecido lugar en nuestro listado y aunque llegue un poco tarde, cuando hace tiempo que hablamos de las series nórdicas será de atractivo para aquellos que conocen los libros y para lo que no seguro que sentirán curiosidad por una de las escritoras más leída en toda Europa. Lo mejor de la semana son Los crímenes de Fjällbacka.

 

lcdf

 

Poco o nada que mencionar sobre las series que han resuelto su mid-season finale en estos días.

 

Dos de ellas vienen directamente de la mano de Shonda Rhimes sin grandes finales y de una manera algo mediocre para lo que nos tiene acostumbrados su creadora. Tanto en el caso de Scandal como de Grey’s Anatomy ha servido más para realizar un listado de intenciones para el nuevo año que para dejar proporcionar las razones suficientes para ansiar la vuelta de ambas series (que por cierto, no volverán hasta finales de febrero)

 

Algo parecido a hecho Arrow que tras presentar a un nuevo personaje. De la frescura de su aparición y con un final en el que se presenta a ese personaje hemos pasado a la decepción por saber que es muy probable que no lo veamos más. Se trata de Flash, otro superhéroe que tendrá serie propia. Algo desconcertante ha sido la manera de introducirlo y también el avance de lo que llegará tras la navidad ya que no deja de ser más de lo mismo.

 

La próxima semana tocará despedir hasta el próximo año a Revenge y Once Upon a Time así como ver el final de temporada de una serie que ha dado un subidón impresionante en sus últimos capítulos. Se trata de Homeland, la serie que comenzó su tercera temporada con las largas ausencias de uno de sus personajes protagonistas y que resultó en ocasiones decepcionante ha tomado rápidamente las riendas dejándonos a la espera de un episodio final que promete ser apasionante.

 

Pero lo mejor de la semana es otra novedad. Estrenada a principios de este mes se trata de la adaptación de los libros de la exitosa escritora sueca Camilla Läckberg a una miniserie de cinco capítulos que lleva por título “Los crímenes de Fjällbacka” y que se une a otros éxitos de series nórdicas como “Wallander”, “Forbrydelsen” o “Bron/Broen”.

 

Las novelas al igual que la serie sigue las investigaciones de la periodista Erica Falck (Claudia Galli) y de su marido Patrick Hedström (Richard Ulfsäter) policía en el pueblo pesquero que da título a la serie y que se encuentra en el norte de Suecia cerca de la frontera con Noruega. Hay que aclarar, para lo que hayan leído las novelas, que no se trata de una adaptación de cada una de ellas lo que para algunos resultará decepcionante (como es mi caso)

 

Creo que es clave para entender a la protagonista conocer la manera en que llega al pueblo de su infancia después de estar muchos años fuera. Esto y su primer caso, la muerte de una compañera de la infancia de Erica, se refleja en la primera novela de Läckberg así como el rencuentro con el que posteriormente será su marido. Este aspecto que me parece muy interesante (la vuelta a un pueblo pequeño lleno de cotilleos de una joven que ha vivido muchos años en la gran ciudad) no se aprecia en la serie que arranca directamente cuando Erica ya está casada con Patrick y tienen tres hijos.

 

Por ello hay que reseñar que el único de los libros que guarda relación directa con la serie es “Las huellas imborrables”, ya que el resto consta de un guión nuevo elaborado a partir de los personajes principales de las novelas.

 

La serie ha sido desarrollada por la productora escandinava Tre Vänner que ha desarrollado éxitos como “Dinero Fácil” y la adaptación de varias novelas de la conocida saga de Kurt Wallander.

 

Canal Plus emite la miniserie desde principios de diciembre. En cualquier caso también es una buena oportunidad para conocer los libros de esta escritora que edita Maeva. Una combinación perfecta que logra ser lo mejor de la semana.

 

 

 

 

Seguir leyendo
Compartir
10
nov 13

Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana ha estado guardado en mi carpeta. Con el anuncio de su temprana renovación para una segunda temporada mis ideas sobre esta serie se vieron reforzadas: no era la única a la que le parecía uno de los buenos estrenos de la temporada. Así que sin permitir que pase una semana más sin hablar de ella ocupa estas líneas una serie sobre una investigación científica en una época en la que su objeto era fruto de críticas, mal vista e incluso catalogada muy fuera del estudio y muy dentro del grupo de la depravación. Hablamos del sexo, porque Masters of Sex es lo mejor de la semana.

 

masters of sex

 

Antes realizaré un paseo rápido por algunas de los capítulos de este semana y por alguna serie de estreno de la que no había comentada nada, bueno sólo dije que era un horror, y me reafirmo. Comenzando por esto, diré que me ha decepcionado mucho Drácula. La serie protagonizada por Jonathan Rhys Meyers (Alexander Grayson “Drácula”) no ha llegado a gustarme en lo más mínimo. Traer a la pequeña pantalla este personaje requiere una gran dosis de imaginación y sabiduría para lograr atrapar al espectador y en esta ocasión, no deja de ser otro intento más, otra mirada más. Mediocre a lo sumo.

 

No sé si es pronto para decirlo pero mis últimas impresiones sobre Grey’s Anatomy me hacen llegar al calificativo de agotada. Esta famosa y exitosa serie que se encuentra en su décima temporada comienza a dar sus primeros signos de agotamiento. Puede que me vea en parte condicionada por la ya conocida salida de la serie de uno de sus personajes protagonistas o los cambios que están experimentando parte sus personajes. Centrar nuevamente parte del drama de la serie en una doctora Bailey que no está recuperada del todo de su trauma tampoco ayuda ya que parecía ser un tema cerrado. En cualquier caso sigue llegando cada semana con episodios correctos en mayor o menor medida.

 

Arrow comenzó la temporada de manera muy floja pero ha mejorado algo con la introducción de un nuevo (viejo) personaje a la trama. Volver al pasado está ocupando buena parte de los capítulos (cuando digo pasado, digo la isla) pero de momento no está resultando demasiado tedioso. En la entrega de esta semana han introducido un nuevo grupo que promete ser el enemigo a batir durante buena parte de esta temporada por el héroe de la serie y eso al menos, le da cierto sentido a una temporada que comenzó sin él.

 

Entre las que no me decepcionan últimamente están Scandal y sorprendentemente Revolution. La primera sigue en su linea destapando novedades en cada capítulo y en esta ocasión centrándose cada vez más en la vida familiar de Olivia. Revolution, que no era de mis series preferidas está tomando un camino aceptable. Insisto en que unir a viejos enemigos para una lucha común puede resultar ser muy beneficioso para la trama así como presentar todo un ambiente de incertidumbre continua ante los nuevos personajes con claras intenciones y aquellos viejos con intenciones impredecibles.

 

No termina de arrancar Revenge pero al menos en su última entrega nos dejaban una luz al final del túnel, una presentación de intenciones de una protagonista que ya no puede aportar mucho más. El momento en el que se encuentra su venganza y este intento de alargar la espera hasta el momento “bodorrio” no lleva a otra conclusión que no sea la falta de ideas o, lo que suelen hacer muchas, reservarlas para los escasos cuatro capítulos clave de la temporada, lo que me parece entre otras cosas, una tomadura de pelo.

 

Como siempre lo mejor de lo mejor sigue estando en mis dos series preferidas. The Walking Dead nos ha dejado con algunas ganas de acción pero con una despedida muy sorprendente. Rick sigue teniendo una lucha interna infernal, rozando la locura. Que este hombre piense que puede tener una bucólica granja con una valla exterior en la que se pasean todos los días caminantes a la espera de una nueva presa, no deja de ser un sueño más cercano a la locura o a una enorme estupidez. Rick sigue siendo líder, y como tal decide echar a Carol del grupo. Él es el único que sabe lo que ha hecho y, como le parece mal la forma en que actuó con los primeros enfermos, le dice que es mejor que tome otro camino. Con razón o sin ella, el grupo pierde a una gran luchadora (de momento, porque nunca se sabe) y Rick  nos vuelve a mostrar esa cara de hombre atormentado que no termina de encajar en el mundo que le ha tocado vivir.

 

Por su parte, The Good Wife sigue dando semana tras semana una lección de como se deben hacer las cosas. Pese a estar la trama atrapada en una lucha de poderes, en una lucha por ganar el mayor trozo del pastel, aunque prácticamente no se muevan las fichas de este juego (no para Diane, para la que se han movido mucho) la manera de manejar la situación, de plantear las posturas y de presentar cada una de las jugadas sigue siendo magistral. No hay nada que criticar del último episodio en el que con la presentación de un nuevo día, de un nuevo amanecer se hace desde el mismo lugar y con los mismos jugadores borrón y cuenta nueva.

 

Ahora sí, la serie de la que quería hablar en Lo mejor de la semana, aunque lo parezca, no es una serie de sexo. Éste es un objeto de estudio por lo que yo la calificaría más como una serie pasional: aquella que lleva a un investigador a romper cualquier barrera para llevar a cabo el estudio de sus ideas. Masters of Sex está creada por Michelle Ashford y está basada en la biografía de Thomas Maier “Masters of Sex: The Life and Times of William Masters and Virginia Johnson, the couple who taught America how to love”. La serie se basa por tanto en la historia real del Doctor William Masters (Michael Sheen) que junto a Virginia Johnson (Lizzy Caplan) se convirtieron en  los pioneros en la investigación de la sexualidad humana en la Universidad de Washington.

 

Lo mejor de la semana aborda las dificultades con las que se encuentra la pareja para llevar a cabo su estudio en una época,  finales de los años 50 y principios de los 60, en la que todo lo que tuviera algo que ver con el sexo era considerado tabú. Los obstáculos que tuvieron que sortear en un principio llegando incluso a trabajar en una especie de clandestinidad, las dificultades para encontrar personal susceptible de ser estudiado, la continua incomprensión de los que les rodean suponen buena parte de la carga de esta serie junto a las relaciones personales de y entre los protagonistas. Masters of Sex cuenta con una buena ambientación, con una correcta ejecución e interesante planteamiento de un tema que nos aporta algo nuevo a la oferta existente en cuanto a series se refiere. Lo mejor es que sin esperar sorpresas, ni giros inesperados, ni intrigas de cualquier tipo, la sencilla narración de los albores de esta novedosa (en la época) investigación hace que la serie te invite a querer conocer algo más de esta historia y por supuesto,  aceptar tal invitación.

 

Masters of Sex cuenta para esta primera temporada con 12 capítulos y, como decía al principio, ha sido renovada para una segunda.

 

 

Seguir leyendo
Compartir
23
oct 13

The Tunnel, déjà vu

The Tunnel comienza con el hallazgo del cuerpo de una mujer dentro del Eurotúnel que une Reino Unido y Francia a través del Canal de la Mancha. La particularidad del caso reside en que éste ha sido depositado justo en la línea que marca la frontera entre ambos países,  ya que la mitad del cuerpo se encuentra en el lado británico y la otra mitad en el lado francés. No, no estoy bromeando y sí, ya había contado algo muy parecido. La razón es que The Tunnel es el (otro) remake  de la serie sueco-danesa Bron/Broen, que se une a la estadounidense The Bridge en el curioso y popular arte de practicar el “si algo funciona ¿por qué cambiarlo?“.

 

the tunnel 3

 

The Tunnel, como su nombre indica, traslada el momento inicial y razón de ser de la serie de un puente a un túnel, aquel que atraviesa el Canal de La Mancha uniendo Francia y Reino Unido. También cambia el contexto en el que se desarrolla toda la acción ocupando la crisis económica el telón de fondo de la serie. Los actores que interpretan los papeles protagonistas de los policías obligados a trabajar juntos a causa de la doble identidad del cuerpo hallado son Stephen Dillane que da vida a Karl Roebuck y Clémence Poésy en el papel de Elise Wassermann. Junto al resto de los actores y obviamente las localizaciones son las principales diferencias de una serie de la que ya conocemos prácticamente todo.

 

Y ese puede ser su principal problema. Contando con que el espectador haya visto alguna de las otras versiones, la original o el remake estadounidense, es muy razonable que esté aburrido de la historia. Conocer desde el primer minuto quién es el asesino o quién va a morir o quién es el bueno o el malo de la historia podría ser un obstáculo importante para visionar esta tercera entrega. Se trataría de pasar el tiempo de una manera muy parecida a lo que sería tener un déjà vu.

 

O puede ser su principal baza. A mí me enganchó desde un principio la historia y cuando digo principio me remonto a Bron/Broen. Me gustaron sus personajes aunque reconozco que se han ido dulcificando de remake a remake. Esa diferencia también me atrae porque entiendo que asumirán la investigación de una manera diferente. Y el telón de fondo, el contexto en el que se mueve toda la investigación no deja de ser primordial para el desarrollo de la serie como ya pudimos comprobar en The Bridge. Ahora será la crisis económica la que mueva buena parte de los hilos en esta adaptación.

 

 

La gran pregunta es si existe una necesidad real de realizar una tercera versión de una misma historia, una historia que además se desarrolla en Europa para volver de nuevo al mismo continente tras su periplo estadounidense. Y es que mucho están dando de sí las series europeas que desgraciadamente no llegan hasta la mayoría del público hasta que han sido adaptadas en Estados Unidos. Una pena porque o llegan en otra versión o no lo hacen nunca.

 

Soy de las que opina que si la historia lo vale lo que importa no es el qué, sino el cómo, ya que hay mil formas de contar una misma historia y todas pueden resultar igualmente emocionantes. Visto el primer episodio de The Tunnel y salvo pequeños momentos en los que ciertamente pensé que algo sobraba (me sobraba a mí porque ya lo conocía de sobra) el resto tiene muchísimos matices con los que abordar por tercera vez esta investigación. Una investigación que será más corta ya que ésta serie bilingüe, coproducida por Canal Plus y Sky Atlantic, estará compuesta por 10 episodios de una hora de duración en su primera temporada.

 

 

 

Seguir leyendo
Compartir
13
oct 13

The Walking Dead, la vida en rojo

The Walking Dead es una serie de televisión basada en la serie de cómics homónima creada por Robert Kirkman y que cuenta las secuelas de un apocalipsis zombi. Los protagonistas son un grupo de supervivientes que viajan a través de Estados Unidos huyendo de los zombis y buscando un lugar en que comenzar una nueva vida. La serie que comienza su cuarta temporada ha pasado por numerosos estados en los que no sólo ha contado con innumerables bajas tras los continuos enfrentamientos a los caminantes (y los no caminantes) sino que también nos ha transportado por los cambios en el estado de ánimo de sus protagonistas y por sus diferentes visiones de la vida que se han visto modificadas en ocasiones en cuestión de segundos. Así hemos asistido a temporadas en las que reinaba la desesperación, otras llenas de esperanza e incluso alguna que podrían haberse catalogado en el género literario de la auto-ayuda. La nueva temporada promete ser la más sangrienta.

 

the walking dead

 

The Walking Dead nos dejaba con la visión del aumento de la población en una cárcel que ha resultado ser un refugio estable para el pequeño grupo de supervivientes que hemos seguido desde el principio de la serie y precisamente la nueva entrega comenzará con esa visión aparentemente apacible de un lugar relativamente seguro en el que se ha asentado este nuevo y numeroso grupo. Pero el aumento del número de habitantes traerá sus consecuencias: mayor número de personas con las que hacer frente a los caminantes pero también, mayor número de necesidades que cubrir y aumento de los problemas.

El protagonista de la serie Rick Grimes (Andrew Lincoln) dejará un poco sus tareas de líder para dedicarse algo más a ejercer de padre sobre todo de su hijo Carl (Chandler Riggs) que acusa cada vez más su ausencia de infancia normal. Junto a sus habituales compañeros Daryl Dixon (Norman Reedus),  Michonne (Danai Gurira), Carol (Melissa McBride), Glenn (Steven Yeun),  Maggie (Lauren Cohan), Hershel Greene (Scott Wilson) y Beth (Emily Kinney) se unirán otros nuevos de los que conocemos a algunos y algunos desconocidos con novedades que aportar.

Tras unos meses en los que la vida en la cárcel parace haberse normalizado The Walking Dead nos volverá a enseñar que nunca hay descanso en ese nuevo mundo y que los caminantes no son, ni de lejos, él único peligro al que se tendrán que enfrentar. Más acción y una temporada más sangrienta nos pondrá una vez más los pelos de punta y nos dejará otra dosis de minutos de tensión y giros inesperados.

 La cuarta temporada de The Walking Dead contará con 16 capítulos divididos en dos partes tal y como nos ha tenido acostumbrados esta serie y se estrenará en España en Fox 24 horas después de su estreno en Estados Unidos.

 

Seguir leyendo
Compartir
09
oct 13

Arrow, dar en la diana

Arrow comienza con el anuncio de que un joven que se daba por desaparecido durante cinco años ha sido rescatado con vida. Así arranca la historia de una serie que aporta un héroe a Starling City y al panorama de las series de televisión. El cambio experimentado por este joven en la isla y sobre todo, las razones de su desaparición y la relación de este suceso con su familia y con miembros de su comunidad serán los que desencadenen la aparición del justiciero. Ahora vuelve tras una desvastadora primera temporada en la que se ha hecho borrón y cuenta nueva.

 

 arrow

 

Durante la primera temporada de Arrow hemos conocido buena parte de lo que le sucedió a Oliver Queen (Stephen Amell) el protagonista y héroe de esta serie, durante su estancia en una isla del Pacífico tras naufragar en el barco en el que viajaba con su padre. Si esta parte es importante en la historia también lo es todo lo que le rodea: la implicación de su familia y su trabajo, convertido ahora en un justiciero en Starling City destinado a limpiar las calles de aquellos que realizan actividades delictivas a su alrededor. A su vuelta se encuentra con la mujer que amaba y que como el resto le dio por muerto Laurel Lance (Katie Cassidy) Ella le guarda rencor por haber desaparecido con su hermana con la que supuestamente mantenía una relación y que murió en el naufragio, y con su padre, el detective de policía Quentin Lance (Paul Blackthorne) y que obviamente desea alejar a su hija del que sigue considerando un playboy multimillonario. A su vez, el detective lo persigue como justiciero que se adelanta constantemente a la policía y se toma la justicia por su mano.

 

Al final de la primera temporada de Arrow se producía una explosión que dejaba destruida buena parte de la ciudad y con ella moría el mejor amigo de Oliver. Ahora la atención está centrada en el trabajo de Oliver junto a las dos personas que saben quién es realmente y a qué se dedica: John Diggle (David Ramsey) su guardaespaldas y ayudante en su lucha contra el crimen y la experta informática Felicity Smoak (Emily Bett Rickards) que se unía a ambos en las tareas de investigación desde la guarida secreta de Oliver.

 

También asistíamos a la entrada de un joven que se puede unir a este grupo y que tiene clara intención de unirse al justiciero, Roy Harper (Colton Haynes) que resulta ser el novio de la hermana de Oliver, Thea Queen (Willa Holland) Ahora habrá que esperar a conocer algo más de la relación entre la madre de Oliver, Moira Queen (Susanna Thompson) y este grupo de personas poderosas que pretenden crear el caos en Starling City y que entre otros aspectos estuvieron relacionados con el naufragio del barco en el que viajaba Oliver cuando naufragó.

 

Ahora toca en Arrow la reconstrucción de una ciudad devastada, conocer otros aspectos de la vida de Oliver en la isla y saber cómo se va a organizar el grupo que lidera el justiciero en su cruzada por salvar Starling City y con qué nuevos enemigos se cruzará en su camino.

 

 

 

Seguir leyendo
Compartir
07
oct 13

Hart of Dixie, sweet home Alabama

Hart of Dixie nos cuenta las aventuras y desventuras de una doctora neoyorquina aspirante a ser una cirujana tan famosa como su padre pero que no tiene el trato adecuado con los pacientes. Ésto es lo que provoca que pierda una beca y que termine aceptando una oferta para ocuparse de una consulta en un pueblo de Alabama. Lo que en principio era provisional se convertirá en algo más estable cuando descubra que esa consulta era de su desconocido y difunto padre biológico. Las costumbres sureñas de Bluebell chocarán de lleno con la urbanita joven que tendrá que adaptarse poco a poco a las prácticas locales. Eso sí, sin abandonar en ningún momento su estilo.

 

Hart of Dixie

 

Hart of Dixie arranca su tercera temporada tras el borrón y cuenta nueva que supuso el final de la pasada. Los enredos amorosos de Zoe Hart (Rachel Bilson) y más concretamente sus desengaños por parte de Wade Kinsela (Wilson Bethel) y del inalcanzable George Tucker (Scott Porter) hacen que la doctora decida quedarse en Nueva York todo el verano y tal vez así con un cambio de aires tomar decisiones sobre su futuro.

 

Un futuro que conoceremos en el comiezo de esta tercera temporada en la que seguirán siendo parte implicada su mejor amigo Lavon Hayes (Cress Williams) el alcalde de Bluebell y su confidente, su socio en la consulta el doctor Brick Breeland (Tim Matheson) padre de Lemon Breeland (Jaime King) un personaje primordial en esta serie ya que encarna todo aquello que significa Bluebell y que resulta ser lo opuesto a Zoe Hart.

 

Pese a que al tratarse de un pequeño pueblo  los personajes son limitados, Hart of Dixie logra sacar jugo no solo a diferentes casos médicos en los que participa la protagonista sino que también se ocupa de los usos y costumbres locales en casi todos los capítulos por lo que cada uno de ellos nos trae una nueva sorpresa.

 

Ni profundidades ni reflexiones, se trata de una comedia romántica para pasar un buen rato con una serie de televisión. Sin más pretensiones ha logrado una tercera temporada y buena parte de ese logro es debido a Rachel Bilson inspiración en cuanto a moda se refiere para muchas jóvenes y no tan jóvenes.

 

 

 

Seguir leyendo
Compartir
04
oct 13

Betrayal, la foto

Betrayal es el nuevo estreno de ABC, un drama que conjuga la traición con una investigación por asesinato. La serie, cuya idea original procede de la serie holandesa Overspel, no ha tenido una acogida brillante por lo que los 13 capítulos que tiene previsto esta primera temporada podrían ser los últimos. ¿La clave? Un reparto interesante y unas ideas atractivas que no han sabido mezclarse adecuadamente en el posado para “la foto de portada”.

 

betrayal

 

Betrayal (Traición) es la historia de un encuentro casual en el que ambas partes ven a su “media naranja”. Sara Hanley (Hannah Ware) es una fotógrafa profesional que en una exposición conoce a Jack McAllister (Stuart Townsend) el abogado de un famoso y poderoso empresario Thatcher Karsten (James Cromwell) quien además resulta ser el padre de su esposa Elaine (Wendy Moniz). Ambos se sienten atraídos desde el primer momento fruto, sin lugar a dudas, de los momentos que viven en sus respectivas vidas. Ella ignorada por su marido y él atrapado en un matrimonio por afecto.

 

Aunque ambos parecen no querer tentar a la suerte, no pueden evitar pensar continuamente el uno en el otro. La clave para esta atracción tiene mucho que ver con las segundas oportunidades y con volver a vivir aquello que pensaban perdido, la vía de escape y la manera de volver a soñar.

Pero si esta relación es complicada, la trama se complicará aún más cuando el hijo del empresario para quien trabaja Jack se vea involucrado en el asesinato de su propio tío. Jack tendrá que actuar como abogado defensor del chico T.J. (Henry Thomas) y la persona que se enfrentará a él en el juicio será Drew Stafford (Chris Johnson) el esposo de Sara, un fiscal con claras aspiraciones políticas para el que el trabajo se sitúa en primer lugar.

 

Con estos ingredientes en un principio Betrayal tendría que tener un cierto éxito, pero no ha terminado de convencer. Desde mi punto de vista el primer episodio ahonda demasiado en el encuentro, desarrollo y consumación final del sentimiento de los protagonistas intentando darnos una visión de sus tristes vidas como forma de justificar la infidelidad que cometen. Demasiado rápido. Ése puede haber sido el primer error, el haber enseñado prácticamente todas las cartas desde un principio. Ahora, obviamente se espera que el tirón de la serie venga del lado de la investigación de asesinato ya que la relación entre Sarah y Jack la conocemos e intuimos como se va a desarrollar (lo que posiblemente sea otro de los fallos de la serie, que se la ve venir de lejos)

 

Hay una frase que aparece en Betrayal cuando la jefa de Sarah en la revista para la que trabaja le pide que las fotos no parezcan un anuncio de perfume. Esto es justo lo que parece el cartel de la serie. Y justo lo que parecen la mayoría de sus escenas (tercer error, caer en las escenas habituales, en las ya vistas)

 

Pero no todo está perdido. Aún le debemos el beneficio de la duda de la segunda entrega.

 

 

 

 

 

 

Seguir leyendo
Compartir
03
oct 13

Scandal, la tela de araña

Scandal, la serie que narra el trabajo de un grupo de expertos en resolver problemas capitaneado por Olivia Pope regresa con su tercera temporada. Otra de las creaciones de Shonda Rhimes que conquista desde el minuto uno y que no permite ni un segundo de distracción. Su ritmo trepidante y su complicada telaraña de asuntos secretos, amistades ocultas y relaciones peligrosas la convierten en una serie tan atractiva como sus protagonistas. Una serie completa que es capaz incluso de generar ríos de tinta sobre el vestuario de su protagonista.

 

scandal

 

 

Este es el tipo de serie que si no has visto las dos primeras temporadas va a ser casi imposible entender toda la trama. Casi podría decir que todos, todos sus capítulos terminan con un cliffhanger y eso, ya es decir mucho. No hay capítulo aburrido. En algún caso lo que puede existir es un capítulo saturado: es tanta la información que nos facilita y tan complicada de situar y asimilar, que en ocasiones hace falta tener lápiz y papel para no perder el hilo del quién es quién y qué hace en Scandal.

 

 

En la pasada temporada Olivia Pope (Kerry Washington) nos desvelaba su parentesco con un personaje Rowan Pope (Joe Morton) al que nos habíamos habituado, el jefe de ese escuadrón especial llamado B613 y que resulta ser su padre.  Ahora nos falta por saber que especial relación tiene con él, intuímos que lejana ya que era desconocida para los espectadores.

 

Nos quedábamos además con una última escena en la que se hace pública la relación que ha mantenido Olivia con el presidente Fitzgerald Grant (Tony Goldwyn) aunque no muy claro si se habla de esta relación en pasado o en presente. Sobre la fuente de tal filtración todos podemos imaginar dónde buscar pero en cualquier caso esperamos tener también respuestas a todo esto.

 

Y por supuesto, conocer el futuro del capitán Jake Ballard (Scott Foley), aquel del que supimos formaba parte del famoso grupo de la CIA B613 justo antes de desobedecer las órdenes de su jefe para salvar a Olivia y ser introducido como castigo en el “hueco”.

 

Una vez finalizado el caso Defiance, todo indica que la próximas elecciones serán las que ocupen buena parte de las tramas de esta temporada, acompañadas por esas “intrigas de palacio” que son las que realmente toman protagonismo en la serie. También veremos alguna cara nueva en la serie aunque a la actriz la conozcamos de sobra, Lisa Kudrow.

 

Con estos ingredientes la serie nos tiene entre sus manos pero si hiciese falta algún otro argumento de peso, yo añadiría los increíbles modelos que luce la protagonista Kerry Washington y que son un ejemplo de elegancia y buen gusto. De ellos también tomo nota.

 

Seguir leyendo
Compartir
26
sep 13

Grey’s Anatomy, Glee, Elementary y The Michael J. Fox Show

Glee, Grey’s Anatomy, Elementary y The Michael J. Fox Show son algunas de las muchas series que han escogido este día y esta semana para su vuelta. Es el caso de las tres primeras, de géneros totalmente diferentes, que regresan con diversas visiones de futuro y unas más que otras, con grandes cambios. La cuarta es el estreno de la serie protagonizada por el actor Michael J. Fox y que pretende ser un reflejo de su propia vida.

 

rec

 

Comenzaré con Grey’s Anatomy, la veterana. Estrena su décima temporada con un capítulo doble en el que esperamos saber qué ocurrió tras la tormenta que dejó claramente dañado al hospital y a su personal no sólo de manera física sino porque con la lluvia y el viento llegaron muchas confesiones que sin lugar a dudas tendrán consecuencias en esta nueva temporada. Lo peor que va a traer es saber que será la última para Cristina Yang (Sandra Oh) ya que la actriz abandonará la serie al final de temporada. Así que toca disfrutar esta temporada porque sin duda, si renueva, ya no será lo mismo.

 

 

 

 

He hecho una clasificación por temporada ya que en esta ocasión Glee estrena la quinta aunque tal vez debería haber comenzado por esta serie. El principio y posiblemente toda esta temporada estará marcado sin duda por la muerte del actor Cory Monteith. Será en el capítulo tres cuando desaparezca ya que los dos primeros están dedicados como ya estaba previsto a The Beatles.

 

 

 

 

Elementary, la serie protagonizada por un detective conocido pero renovado y modernizado Sherlock Holmes (Jonny Lee Miller) conseguía renovar por una segunda temporada. La trama que se ha desarrollado hasta el momento en Nueva York se trasladará a Londres por lo que en principio tendremos nuevos ambientes en los que se desarrollarán sus investigaciones.

 

 

 

 

Y el estreno es para The Michael J. Fox Show, una serie protagonizada por el actor en la que pretende mostrar su vida cotidiana, el día a día de una persona que padece Parkinson. Al actor le hemos visto de manera fantástica en varios episodios de The Good Wife y ahora le toca ser un habitual de la parrilla televisiva.

 

 

 

 

Seguir leyendo
Compartir