Madam Secretary y el universo femenino - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

01
oct 14

Madam Secretary y el universo femenino

Con cierta pinta de mojigatas, insulsas, sosas y en ocasiones extremadamente escrupulosas o con una rectitud inquietante. Sin un atractivo especial, aquellas que pasan desapercibidas. En otros casos con un cierto atractivo difícil de describir. Con carisma.  Maduras, que no mayores. Son adjetivos con los que hubiera calificado, a priori, a algunas de las actrices de series en las que ellas llevan la batuta. Así, por obra y gracia de una idea, de un gran personaje, se convierten en aquellas a imitar, envidiables mujeres protagonistas. El personaje las convierte es féminas de un universo paralelo brillante y con estilo. Como muestra, Madam Secretary y el universo femenino.

 

Madam Secretary

 

Madam Secretary

 

La nueva serie de la CBS me ha hecho recordar casi de inmediato a The Good Wife. Dos series con una imagen excepcional, un cuidado guión, un reparto a la altura y una mujer aparentemente normal pero brillante como protagonista.

 

Téa Leoni es la protagonista de Madam  Secretary. Interpreta a Elizabeth McGill, una mujer que tras su carrera en la CIA decide dedicarse a dar clases en la universidad hasta que un día, el presidente le pide que ocupe el puesto de secretaria de estado (un puesto que ha quedado vacante por la misteriosa muerte de su predecesor)

 

Así, veremos a una astuta e idealista profesora convertirse en una de las asesoras del presidente. Pero el cargo viene con burocracia, prensa, actos oficiales y demás, con los que tendrá que lidiar junto a los habituales problemas familiares.

 

El reparto se completa con papeles muy interesantes como el de Tim Daly que interpreta a su marido, Zeljko Ivanek, jefe del gabinete del presidente y Bebe Neuwirth, jefa del gabinete de Elizabeth.

 

La primera entrega de esta serie no me ha decepcionado. Ha sido una buena presentación tanto de los personajes como del camino que pretende tomar con tramas independientes, casos diferentes en cada episodio pero con tramas paralelas que aportan un interés añadido. En este caso, la extraña muerte del antecesor en el cargo.

 

Universo femenino

 

Madam Secretary se une al mundo de las series de 13 capítulos, breves e intensas, y también a un universo femenino que ocupa buena parte de la parrilla televisiva.

 

No me refiero a un mundo de universitarias, de niñatas (cariñosamente expresado) de adolescentes en pleno desarrollo mental (son las hormonas…) de cuerpos y piel perfecta, sin arrugas, con tallas imposibles. Vaya, que no me refiero a los mundos de yupi.

 

No. Me refiero al universo real. Al de la mujer madura, con hijos o no, con pareja o no, pero con tiempo suficiente a sus espaldas y en su experiencia como para haber tenido tres o cuatro de todo lo anterior. Todas, con la cabeza muy bien amueblada. Con alguna arruga, algún kilo de más bien disimulado, con algún defectillo inconfesable pero con las armas suficientes, esas que da el tiempo, para disimular todo lo anterior.

 

Un universo femenino que además sabe conectar con todo tipo de argumentos y situaciones. Las actrices que interpretan a estos personajes han dado con un filón ya que algunas  eran, o casi desconocidas o un diamante en bruto a la espera de ser tallado.

 

La reina de este universo es sin duda Alicia Florrick. La protagonista de The Good Wife logra este puesto incluso teniendo en su propia casa a una firme candidata al puesto: Diane. La evolución del personaje ha sido perfecta y claramente expuesta en su estilismo que ha ido mejorando a pasos de gigante hasta rozar la perfección así como en la relación con su familia e incluso con ella misma.

 

Hacer de mala supongo que no ha jugado a su favor pero es innegable el carisma de Victoria Grayson. Sin duda, la serie Revenge no sería lo mismo con su ausencia. Compite en protagonismo y elegancia con Emily, verdadera protagonista de la historia. La serie no es nada del otro mundo, un culebrón de altos vuelos.

 

Olivia Pope si que vuela alto. La protagonista de Scandal, la mujer a la que mejor le sienta el blanco es, junto a las anteriores ejemplo de estilo incluso en chandal. No se puede decir lo mismo de Emma, de Once Upon a Time. Es cierto que la serie no tiene nada que ver con las anteriores pero un cambio de chaqueta para la protagonista no creo que le haga daño a nadie. Junto a ella, Regina y Mary Margaret. Las tres encarnan a mujeres diferentes, con distintas ambiciones y caminos a seguir proporcionando un abanico en este protagonismo femenino del que hablo.

 

La lista es mucho mayor, y pasa por Patricia Hewes y Ellen Parsons en Damages (serie finalizada) o Annalise Keating en la recién estrenada How to get away with murder, serie que forma parte de otro capítulo,  el de Shonda Rhimes.

 

Meredith Grey (Grey’s Anatomy), Temperance Brennan (Bones) y Carrie Mathison (Homeland) son otros ejemplos en facetas dispares del protagonismo (y éxito) de las mujeres en la parrilla televisiva. Mujeres con un perfil característico, ese que al público en general le puede causar cierta envidia y a las mujeres en particular esa sensación, ese cosquilleo, ese sentimiento de superación mezclado con realismo que hace que se te escape en alguna ocasión: ummm… pues… bien mirado… esa podría ser yo.

 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>