Lo mejor de la semana - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

02
nov 13

Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana comenzó mal. Una escenificación algo torpe, unos actores algo sobreactuados, una trama algo confusa y un ritmo algo o muy lento. Pero tenía algo. Indagando  más, es decir, tras ver la segunda entrega, la tercera y así sucesivamente llegué a la conclusión de cual podría ser la clave para que una serie que apuntaba hacia lo más alto, con un reparto muy aceptable no llegara a convencer del todo y al final lo supe: precisamente eso es lo que me ha enganchado a la serie, el no tener realmente claro  su objetivo. A estas alturas  solo sé lo básico, lo que vemos, pero si me preguntan lo que esconde realmente o hacia donde se dirige no sabría qué contestar e incluso diría que se encuentra absolutamente estancada en una idea, en una casa. Por todas esas preguntas sin respuesta, por esa confusión a la que nos tiene sometidos y sobre todo porque sin haber destacado en lo más mínimo ha conseguido atraer mi atención Hostages es lo mejor de la semana.

 

Hostages

 

Pero antes un repaso al resto (o al menos a parte de ellas). The Walking Dead ha tenido en la última entrega un episodio con escasa acción y mucha charla filosófica. Lo que al principio pensábamos que iba a ser otro foco de locura y muerte en la cárcel, es decir, una persona que se dedica a matar a los que están enfermos, ha resultado ser un camino para mostrarnos la evolución hacia la supervivencia de uno de los personajes principales. La búsqueda de una cura, la lucha entre hacer el bien y morir en el intento o incluso la desesperación por morir de una enfermedad en el mundo que viven ha centrado los diálogos de un capítulo que aunque lento, nos ha dado las claves para acciones nuevas: la radio y la expedición farmacéutica abren nuevas puertas a una trama que muere de gripe.

 

The Good Wife, bueno que puedo decir de esta serie que sigue siendo brillante. El capítulo que el que nos han obsequiado esta semana podría calificarse como de transición. Ha estallado “la bomba” y todo se agita y se remueve casi sin tiempo para pensar en el siguiente paso. Una de las cosas que más me ha gustado es que el episodio sitúa al espectador casi casi en un dilema: de qué lado ponerse. Ahora se trata de apoyar a Alicia que toma la decisión de irse con Cary a emprender un nueva aventura profesional con muchas razones lícitas pero con un apoyo que no lo es tanto, el de su marido y gobernador Peter o, apoyar a Will que en este momento se ve traicionado por la que consideraba más que su amiga y a la que apoyó recordemos en su momento más delicado ofreciéndole un trabajo. Recomiendo antes de elegir bando practicar algo de memoria histórica.

 

Revolution me está sorprendiendo para bien. Tiene algunos giros algo previsibles pero el rumbo que está tomando la serie es más que atractivo. La idea de crear una resistencia en la que se unan antiguos enemigos para luchar contra un bien común es más que interesante. Si a ello le unimos que siempre estamos a la espera de que algún personaje esté secretamente del lado de los patriotas y la parte más fantástica de la serie con las luces verdes y los poderes de Aaron tiene todos los ingredientes para ir por el buen camino.

La que me está decepcionando es Arrow. Si me cansaba la temporada pasada toda la trama de la isla en esta ocasión me aburre hasta límites insospechados. En Starling City la cosa no mejora ya que no deja de ser el argumento y los giros de una película de superhéroes a la que se ha sometido a un estiramiento brutal para crear un sinfín de episodios con los que intentar mantenernos entretenidos.

 

Homeland ha estado normal. Tras la decepción de la pasada semana en la que se optó por resolver un problema de la manera más mediocre posible ahora se centran en esa acción. El desarrollo del trabajo de Carrie como un supuesto agente doble hace ganar algo de interés a la trama. La  próxima introducción de un nuevo elemento, de un nuevo peón en los movimientos de la CIA en forma de director con unas ideas totalmente opuestas a las de Saul también mejora la continuidad. Pero aún le falta algo a la serie. ¿Tal vez Brody?

 

Once Upon a Time nos está torturando manteniendo al grupo de rescate de Henry en Nunca Jamás de manera indefinida. Entiendo la breve introducción de Campanilla en su momento pero lo que se nos viene encima son historias paralelas. Salvo por Peter, he llegado a pensar que la serie ha tomado un giro centrándose en un sólo segmento de la población, cuando uno de los mayores atractivos en cifras de la serie era precisamente su amplio arco demográfico.

 

Revenge, otra tortura sin sentido. Qué mal lo están haciendo esta temporada. Debo confesar que siempre pensé que la inexpresión de su protagonista se debía a su profunda tristeza y sed de venganza. Pero estaba equivocada. Realmente es un objeto, aquello que se les pueda venir a la mente como símbolo de lo que carece de expresión. Lo peor ha sido su reconciliación con Daniel. Ha sido lo peor que he visto en mucho tiempo.

 

No me extenderé más con otras series que han estado en su línea, siendo correctas y aportándonos argumentos suficientes para demostrar que están entre las más vistas como son Grey’s Anatomy y Scandal. Ambas en su línea y ambas manteniéndose con muy buenas tramas y situaciones de lo más emocionantes. Y sobre el estreno de Dracula mejor ni hablar: un horror.

 

Así que iré al grano. Hostages. Esa serie de la que todo el mundo hablaba antes de su estreno, que todo el mundo criticó al ver su primer episodio y que la mayoría continuó viendo a pesar de todo. Esa curiosa reacción es la que me ha empujado a hablar de ella. Porque yo aún la sigo.

 

Que en su reparto y como protagonistas estuvieran Toni Collette como la doctora Ellen Sanders y  Dylan McDermott como el agente Dundan Carlisle era un claro aliciente para no perderse su comienzo. El argumento no dejaba de ser interesante: la doctora Sanders es la cirujana encargada de intervenir al presidente de los Estados Unidos de una delicada dolencia en los pulmones convirtiéndose así en el centro de todas la miradas. Al regresar a su casa antes de la intervención, unos encapuchados armados irrumpen en su domicilio con una exigencia clara, que el presidente muera en la mesa de operaciones o su familia será asesinada.

 

Parece que hasta aquí todo va bien, pero ¿qué es lo que no termina de encajar? Hasta el momento no hay nada claro. Parece que la conspiración viene desde la misma Casa Blanca y que por ello un agente como Carlisle está implicado. Lo que no conocemos son las razones para esa conspiración y las de un hombre como el agente del FBI que se pasa al otro lado secuestrando a una familia. La serie ha llegado a intuir que puede tener algún tipo de relación con la enfermedad de su esposa pero, si es así, me parecería una disculpa de lo más peregrina y absurda.

 

Hasta lo que va de temporada parece que Hostages se ha centrado más en la historia de la familia secuestrada, de sus problemas que de la intriga política o policial lo que no deja de ser desconcertante para todos aquellos que esperábamos otro tipo de serie con más acción con un argumento más tipo thriller político. Pero también supongo que los problemas de esta familia y sus esqueletos en el armario en algún momento deben acabar por lo que será en ese instante cuando comience a tomar cuerpo la otra parte de la historia. Los artífices de esta operación y sobre todo las razones que mueven a cada uno de los implicados sigue siendo una incógnita.

 

Hasta el momento nada ha quedado claro. Tras un primer intento con una intervención fallida la operación se ha cancelado por el momento para que se investigue el error en la administración de un fármaco al presidente. Así nos han tenido unos hasta el momento sin saber exactamente hacia donde van los argumentos y el desarrollo de la serie.

 

Si se trata de alargar toda esta situación de manera indefinida me habrá parecido una decepción monumental. Si de lo contrario la serie está guardando giros inesperados, movimientos desconcertantes, entonces la espera habrá valido la pena.

 

Esta serie que aún debe esconder un as bajo la manga, una razón para su existencia un argumento algo más convincente y unas consecuencias inesperadas (eso espero) es lo que hace que siga siendo una de mis citas semanales y que por ello, en esta ocasión y sin que sirva de precedente,  Hostages es lo mejor de la semana.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>