Lo mejor de la semana - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

24
nov 13

Lo mejor de la semana

Lo mejor de la semana es una fuente de incertidumbre. Un regreso esperado pero sorprendente. Una evolución que despierta desconfianza por un pasado tan siniestro como sangriento. ¿Qué es él? La pregunta está sin contestar y posiblemente lo esté durante un tiempo. En una temporada sin grandes decepciones y sí con grandes novedades aparece un viejo conocido, la razón de ser de la pasada temporada, la fuente de todas las desgracias, el espíritu de todas las locuras, el desencadenante de todos los males. El Gobernador ha vuelto y eso, por méritos propios, debe ser lo mejor de la semana.

 

gobernador

 

Cuando el resto se duerme, sólo unas elegidas logran captar mi atención. Duermen o nos duermen, todo vale. El resto de las series no logra sorprender ni por asomo y no realizan el más mínimo esfuerzo por realizar una previa al parón navideño con dignidad.

 

Como si de un mago con chistera se tratara, Hostages nos dejaba boquiabiertos con la última revelación. Una que tiene más pinta de ser una “salida de emergencia” que un guión con algo de sentido. ¿La hija del presidente? ¡Venga ya! ¿No tenían nada mejor que hacer? No hay nada peor que una muerte anunciada y las continuas curvas en el camino de esta producción han hecho que irremediablemente se salga de la carretera (o se le vaya la cabeza, como prefieran)

 

El caso de Hart of Dixie es insólito. No es que fuese una buena serie ni mucho menos pero al menos tenía una trama definida: doctora de ciudad que llega a un pueblo del sur que no aparece ni en los mapas y se tiene que enfrentar a las costumbres del lugar a la vez que se enamora de un chico que tiene novia a la que deja en el altar por la doctora que en ese mismo momento se lía con el despreocupado del pueblo. Sí, se puede leer sin respirar. Yo le he probado.

 

Pero ahora la cosa ha cambiado y la serie se ha convertido en una revista de usos y costumbres de un pueblo del sur. Y punto. Como no tiene un objetivo fijo, el poco interés que te podía causar un episodio para dejarte enganchado hasta el siguiente se ha perdido por completo ya que en estos momentos, de uno a otro puede que no haya ningún tipo de conexión salvo por los personajes. Otra serie que ha perdido el norte.

 

No me voy a extender ya que no hay mucho más que mencionar sobre el resto de las series. Ni Revenge que tendrá ahora un parón ni Grey’s Anatomy se sitúan en posiciones avanzadas. Once Upon a Time perdió el barco hace tiempo y sólo una correcta The Good Wife se acerca a la que sin duda sigue estando en lo más alto, The Walking Dead.

 

Y lo mejor de la semana proviene precisamente de uno de sus personajes.

 

La temporada pasada pudimos conocer al Gobernador. Sí, ese tipo que guardaba cabezas en una pecera y tenía a su hija-caminante encadenada en una habitación para peinarle el pelo de vez en cuando. Dicho así suena a locura. Y lo cierto es que El Gobernador lo estaba-lo está. Philip Blake (David Morrissey) es uno de los personajes más sangrientos y siniestros de la serie. Durante la pasada temporada logró que viviéramos momentos de tensión y temiéramos por la vida de la mitad de los personajes. No en vano hubo importantes bajas.

 

Pero el personaje en un principio iba más allá de la locura, la muerte y la destrucción. Creó un pueblo amurallado, Woodbury, del que se auto-proclamó gobernador y en el que aparentemente reinaba la tranquilidad y la seguridad. Además, tenía a su servicio a un personaje importante, Milton, el investigador que en un principio pensamos que podría dar con algún tipo de inicio de cura. Claro, todo ello si hubiera seguido con vida. Michonne fue la que en un principio nos dio las señales para comprender que ese sujeto no era trigo limpio y la única que realmente en la actualidad le guarda un verdadero rencor al personaje.

 

Tras desatarse la locura, su locura, nos lo han devuelto de la mejor manera posible: presentándonos su vida tras la guerra final de la tercera temporada. Abandonado por los suyos que desconfían de él (los pocos que quedaban ya que se había cargado al resto) comienza a caminar y encuentra a una familia, dos hermanas con una niña que se irán con él suponemos que hacia la cárcel. Ese es el único lugar que conocer en el que acogerán a las mujeres pero en el que él no será bienvenido, seguro.

 

En cierto modo nos han presentado a un nuevo Philip muy alejado de la imagen del gobernador. Más cerca del hombre de familia que un día fue y con el semblante inmutable de aquel que lo ha perdido todo.

 

Y The Walking Dead vuelve a tener todas las claves. Sólo por explicar lo que ha ocurrido con este personaje, por olvidar la trama de Rick y la cárcel durante un tiempo y sobre todo, por presentarnos a un hombre nuevo pero que podría esconder al antiguo en lo más oculto de su ser, la vuelta a la serie de El Gobernador ha sido lo mejor de la semana.

 

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>