La soledad es lo mejor de la semana - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

16
feb 14

La soledad es lo mejor de la semana

No me quiero poner filosófica ni extremadamente profunda pero la soledad es lo mejor de la semana. O al menos la forma en la que la han planteado. Cargado de silencios, esos en los que no hace falta que nadie hable, lo mejor de la semana ha vuelto a ser una serie estrella. Y ha vuelto sin demasiado ruido, con una presentación austera, sin aglomeraciones, con poco movimiento pero con mucho que aportar. Pero así es como vuelven los grandes, con capítulos brillantes en los que tal vez un zapato, una huella en el camino, una lata de crema de chocolate, la mirada a través de una ventana o un mensaje escrito con tiza son capaces de poner los pelos de punta. Esa es The Walking Dead y su presentación de la soledad es lo mejor de la semana.

 

twd

 

También es cierto que lo han tenido fácil. Porque seamos sinceros… escapa una o dos pero el resto de la parrilla deja mucho que desear (a lo que hay que sumar que gran parte de las series están tomándose un descanso)

 

Intelligence pese a ser una serie facilona está teniendo casos interesantes. Algo que claro está se puede agotar en cualquier momento pero, si hay algo fundamental en un procedimental es que los casos tengan algún interés. El tema de que todo el mundo esté corrupto está ya visto y que todo el mundo esté en contra de ese departamento, también. Pero insisto, los casos son interesantes y gracias a ello sobrevive.

 

Helix ha tomado un giro interesante. Esta serie me está gustando mucho no sólo por la ambientación en general que es estupenda (ese rollo frío de laboratorio aséptico en medio del Artico tiene incluso cierto toque siniestro) sino también porque ha introducido nuevos elementos de gran interés. La introducción de nuevos personajes con razones bajo el brazo le da una continuidad a largo plazo a la serie y no lo digo tanto por la jefa siniestra-castigadora de la empresa sino por el tema de los niños perdidos.

 

La que sin duda me está enganchando como lo hizo en la primera temporada es The Following. Es increíble como la serie vuelva a sorprenderme con los mismos recursos: nadie es quien parece ser y cualquiera puede estar en el lado oscuro. Algo se demora para mi gusto esa dualidad de investigación entre el FBI y Hardy pero supongo que visto lo visto, mejor que Ryan vaya por su cuenta porque del resto mejor no fiarse. Con Carroll de vuelta ahora toca volver a reclutar a los seguidores de su secta que seguro empezarán a salir de todos los rincones.

 

Y los que suelen salir de todos los rincones son los caminantes aunque en esta ocasión han tenido salidas totalmente medidas para que el capítulo tuviese la intensidad perfecta.

 

La vuelta de The Walking Dead no ha decepcionado. En un capítulo extremadamente reflexivo nos han dado a conocer a Carl y sus sentimientos. Para él no ha sido fácil todo por lo que ha pasado siendo un niño. Carl se debate entre el adulto que le gustaría ser o que las circunstancias le imponen y el niño que sigue siendo, peso a todo.

 

Rick y Carl caminan hasta encontrar una casa en la que refugiarse. Rick está herido y prácticamente no puede continuar el camino. Cae inconsciente y cansando en un sofá de esa casa y es el momento para que Carl pueda extraer de su interior todos sus sentimientos: desde el “no me hace falta mi padre para sobrevivir” hasta el “no quiero estar sin mi padre”. Y es que Carl le reprocha a Rick muchas cosas (y muchas muertes) pero también se da cuenta tras algún que otro encontronazo zombie que sigue siendo un niño, solo en un mundo lleno de peligros. Está algo confiado porque sabe hacer algunas cosas pero, solo es muy difícil.

 

Este capítulo en el que Carl ha sido sin duda el protagonista nos ha servido para ver una cierta reconciliación de los sentimientos del niño hacia su padre (del que piensa que no es un buen líder)

 

Por otro lado también hemos podido ver a Michonne. Ella sí que está sola. Completamente sola. Y lo nota ahora más cuando ha pasado un tiempo con la que ha llegado a considerar su familia. Para ella los caminantes no son una amenaza realmente. Lo que sí lo es es sentirse y verse sola en el mundo.

 

Michonne es una de las más fuertes e inteligentes de la serie y no es de extrañar que haya logrado encontrar a Carl y Rick al final del episodio dejando una de las imágenes más estremecedoras de la serie: Michonne mira a través de la ventana a Rick y Carl antes de echarse a llorar y tocar en la puerta.

 

El capítulo también nos ha permitido ver algo del pasado de Michonne del que extraemos que tenía pareja y un hijo. Esta parte a mí no me ha gustado. Para mi gusto sobraban. La razón es que todos sabíamos que Michonne tenía que tener un pasado triste, con un familia e hijo que había perdido. Todo lo que nos ha dado la serie anteriormente ya nos indicaba esto así que esos sueños que ha tenido en este capítulo sobraban.

 

En cualquier caso ha sido una vuelta brillante, que nos deja con ganas de más. De saber que es lo que ha ocurrido con el resto y conocer si en algún momento se unirá otra vez todo el grupo. No tendremos que esperar mucho. Ahora sí, sin parones, seguiremos teniendo hasta el final de temporada, todas las semanas, nuestra dosis de The Walking Dead.

 

Ha sido una larga espera, de soledad. Pero en esta ocasión, la soledad es lo mejor de la semana.

 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>