Estrenos Archives - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

Estrenos

03
jun 15

El imaginario de The Whispers

Con la premisa de lo imaginario, a priori, pero muy alejado de lo que solo existe en la imaginación, el primer capítulo de la serie producida por Steven Spielberg nos presenta la antesala de lo que ya sabemos será una  de extraterrestres que intentan dominar el mundo. Dejando volar la imaginación y poniendo el primer capítulo como aval, tendrá que cumplir una premisa para no caer en el habitual error de este género:  tener desarrollo que no salte de lo imaginario a lo absurdo e irrisorio.

the-whispers-abc-cast-photos

El tema de los amigos imaginarios siempre ha tenido una dosis inquietante capaz de captar la atención del espectador amante de este género. En este caso, solo en los primeros minutos del primer capítulo ya que, antes de que termine, tendremos las bases de lo que la serie plantea: los extraterrestres quieren dominar el mundo.

The Whispers cuenta con un reparto interesante, aunque como la producción, la de Steven Spielberg, no es garantía de éxito. Aún así, me gusta el papel protagonista de la agente del FBI Claire Bennigan (Lily Rabe) sobre todo. En el otro extremo y con pinta de que va a ser bastante complicado hacerle encajar con credibilidad está su marido, supuestamente muerto, desaparecido y vuelto a aparecer en esta primera entrega de la serie (… ahora entienden la razón de mi argumento…) El que si tendrá un papel fundamental en la serie será el de Wes Lawrence (Barry Sloane), que además de formar parte del Departamento de Defensa tiene un pasado con Claire y, debido a las circunstancias que se avecinan, sus caminos se volverán a cruzar. Junto a ellos, familia y compañeros de trabajo y, por supuesto, los niños, que son el eje principal de la acción, de momento.

En esta primera entrega de The Whispers todo ha tenido un ritmo y planteamiento aceptable, aunque, para mi gusto, con demasiada información. Se nos han desvelado los principales pilares de la serie y con esto, solo me surge la pregunta de qué habrán dejado para el resto de la temporada. Ah, si, la dominación mundial. Demasiada información.

No es difícil llegar a esta conclusión sin haber leído nada sobre la serie, ya que en su presentación pronto se huye de la idea de los amigos imaginarios y se llega a conocer la implicación de los niños  con sus “amigos”, de sus padres, de sus padres con los supuestos visitantes, de los diferentes padres entre ellos y de estos con sus hijos.

Vaya, que los niños de estas familias son el vehículo perfecto para la llegada de los seres de otras galaxias. No es que lo tome a mofa, pero es que así, de manera global, me suena a más de un argumento de cualquier película de ciencia ficción. En definitiva, que no han inventado nada nuevo.

Pero yo soy de las que doy una oportunidad a este tipo de géneros, siempre y cuando no metan la pata en el primer capítulo, y en este caso, lo han salvado dignamente.

Ahora toca la peor parte: seguir por la senda correcta, o lo que es lo mismo, no entrar en un jardín del que difícilmente podrán salir. Y quien dice jardín, dice nave, objeto no identificado u hombrecillos verdes…

Imagen: ABC

Seguir leyendo
Compartir
25
abr 15

‘Welcome to’ Wayward Pines

En los tiempos que corren, no hay nada más desesperante que no tener un teléfono a mano. Hemos limitado nuestra vida a la necesidad de tener a nuestro lado aquello que durante años solo era posible utilizar en un soporte fijo privado o uno público para el que era necesario contar con algunas monedas. Ahora, volvemos a nuestra casa si nos damos cuenta que hemos dejado nuestro móvil en casa o incluso llevamos el cargador en el bolso o el coche por si éste se quedara sin batería. Lo que es impensable es quedarnos sin la posibilidad de tener una forma de contacto eficaz y rápida en el mismo instante en el que la necesitamos. Ese es uno de los elementos desesperante de nuestro protagonista al que le veremos encontrar otros muchos obstáculos en su viaje al misterioso Wayward Pines.

wayward pines

La falta de comunicación no será el único problema al que se tendrá que enfrentar el agente Ethan Burke (Matt Dillon) en su estancia en Wayward Pines, el extraño y misterioso pueblo en el que despierta después de haber sufrido un accidente de tráfico. Hasta allí se ha desplazado para investigar la desaparición de otros dos agentes federales, Kate Hewson y Bill Evans. Pero tras su accidente, además de descubrir que no tiene ni su cartera, ni su teléfono ni su identificación, también se percatará que ese lugar tiene algo extraño hasta llegar a la conclusión de que, si nada cambia, posiblemente no logre salir de allí, nunca.

Esta ha sido la presentación (preestreno) de esta nueva serie de 10 capítulos basada en la novela de Blake Crouch “Pines” y dirigida por M. Night Shyamalan. Hasta su estreno el próximo 14 de mayo, se nos han dado las pinceladas de lo que será el nuevo thriller de FOX que cuenta además de Matt Dillon en su elenco con referentes de la interpretación como Melissa Leo, Juliette Lewis, Terrence Howard, Toby Jones o Carla Gugino. Si a esto le unimos los numerosos comentarios que aluden a su supuesto parecido con la mítica Twin Peaks, la convierte en una de las series más esperadas de la temporada.

Con algunas pinceladas que nos dejan ver lo que se avecina con la serie, en esta primera entrega lo que realmente ha captado mi atención han sido las interpretaciones de Melissa Leo, Juliette Lewis y Toby Jones que logran incorporarnos a la inquietante atmósfera de misterio de citado pueblo. Porque, el planteamiento en sí, siendo sincera, no me ha sorprendido demasiado ya que, de pueblos raros, raros, tenemos un extenso y vasto terreno repleto de series ambientadas en algún lugar al que ninguno de nosotros le gustaría pasar ni para poner gasolina.

Como en otras ocasiones, ahora lo que queda es que con semejante potencial interpretativo, la serie logre encauzar su desarrollo de manera atractiva y sostenida, contando con el que puede ser un punto a su favor: el momento, la época elegida para su estreno, cuando las más longevas de la tele terminan sus temporadas.

Hasta ese momento, ¿qué les parece un viajecito de fin de semana a algún lugar húmedo y oscuro? Pues bienvenidos a Wayward Pines.

Seguir leyendo
Compartir
18
ene 15

Buscando el ejército de los 12 Monos

Cuando hablamos de las adaptaciones para la pequeña pantalla soy de las que piensa que siempre hay algo nuevo que aportar. Claro que después las hay más o menos afortunadas y en cierto modo, casi en sintonía con la hermana mayor (la película) a la que se intenta igualar. Para ello es necesario remontarse hasta el año 1995 cuando se estrenaba la película protagonizada por Bruce Willis, Brad Pitt y Madeleine Stowe y comprobar, veinte años después, cuanto interés puede tener la búsqueda del ejército de los 12 Monos.

 

 

El nuevo estreno de la cadena SyFy es la adaptación de la película 12 Monos y con el mismo título, la serie pretende llevarnos por los viajes entre el pasado y el futuro que realiza el protagonista de la cinta y de la serie con la intención de eliminar el punto inicial de un virus mortal que posteriormente, arrasará gran parte de la humanidad.

 

La serie está protagonizada por Aaron Stanford, Emily Hampshire y Amanda Schull entre otros, en un reparto nada habitual sin interpretaciones que destacar. Tomando como premisa que la mayoría del reparto no tiene demasiado interés, el objetivo se centra en el argumento y desarrollo de la búsqueda del inicio del virus y de los culpables de su creación y expansión.

 

Nada nuevo en todos los aspectos. Primero porque obviamente se trata de una adaptación de la película. Si la cinta nos trasladaba al años 2035, en esta ocasión será hasta el año 2043. Un mundo postapocalíptico al que ya estamos acostumbrados en otras series y un inicio que tiene origen en el mundo científico, nuevamente.

 

Tendremos que esperar a la segunda entrega para conocer al tercer personaje protagonista de la historia, aquel que se encuentra ingresado en un psiquiátrico y que conformará, con los dos personajes principales el hilo conductor de la historia.

 

De momento, no nos han confundido demasiado con los saltos en el tiempo y parece que la mayor parte de la acción tendrá lugar en el presente. Eso puede ser un punto a su favor ya que de lo contrario el espectador se sentirá algo perdido y confundido: el tema de los viajes en el tiempo es sin duda un asunto tan intrigante como peligroso ya que se puede caer en el limbo argumental y cronológico con excesiva facilidad.

 

De momento, aquí está el trailer. Y para el que no haya visto la película, un nuevo ejercicio de preparación previa a la comparación o un acto de recreación para aquel que tiene a la cinta de Terry Gilliam (director de la película) como una de sus favoritas de ciencia ficción.

Imagen:SyFy

 

Seguir leyendo
Compartir
21
nov 14

Las decisiones en State of Affairs

Siempre que se presenta una serie con algo oculto en su inicio capta mi interés. No es una fórmula infalible, ya que no todas las producciones son capaces de desarrollar y mantener la intriga de manera adecuada. No todas dan con la clave. Se pude tener una idea a desarrollar pero en ocasiones se pierden en “el fantástico mundo del engorde de la temporada”, esto es, dar vueltas y más vueltas a cualquier cosa que termina por destrozar la idea inicial, aquella con la que captaron mi atención. Puede ser un secreto oculto, alguien que resulta no ser quien parece, incluso una simple señal, algo inesperado. Lo importante no es como se empieza sino como se termina. Y es ahí donde radican las tomas de decisiones. Y parece de que eso vamos a tener mucho. Las decisiones en State of Affairs.

 

NUP_165009_0715.jpg

 

La nueva serie de la NBC está protagonizada por Katherine Heighl quien interpreta el papel de una analista de la CIA, Charleston Tucker, encargada de seleccionar, decidir y presentar la sesión informativa a la presidenta sobre los problemas de seguridad más importantes del país. Con estas claves está claramente identificada como un thriller de espionaje que en su primera entrega nos presenta algunos datos que la diferencian y que pueden gustar más o menos.

 

No es la única protagonista. Está claro el papel principal que jugará en esta serie la presidenta Constanza Payton, papel que interpreta la actriz Alfre Woodard. No solo porque será la persona a la que informe todos los días sobre los asuntos de seguridad sino que hubiese sido su suegra si no hubiese sido por el atentado que sufrieron y en el que murió Aaron. Es decir, hay algo más que une a las dos protagonistas que un simple trabajo y que puede resultar más o menos interesante. Vaya, que a priori uno podría pensar que tendrá que meter mucho la pata para la que iba a ser su suegra la ponga de patitas en la calle. De hecho, eso es lo que queda más o menos claro en el primer capítulo. Este ha sido uno de los puntos que menos me ha gustado, eso y que tiene un parecido razonable a Madam Secretary.

 

En esta ocasión parte de la intriga radica en que  nos queda la duda de si el atentado fue real, que papel jugó Tucker en el y sobre todo, el que jugó su prometido e hijo de la presidenta. Esta parece que será la trama secundaria que acompañará a la serie y que es una fórmula muy utilizada por muchas ficciones: presentarnos un procedimental con  acompañamiento.

 

Y es así. State of Affairs es un procedimental sobre decisiones de seguridad en el que previsiblemente cada semana veremos un caso diferente al que se tendrá que enfrentar Tucker y su equipo de analistas y en el que aparecerá bien dosificada la trama secundaria sobre el atentado.

 

Parece que puede ser una serie más, pero yo siempre doy una oportunidad. El tiempo nos irá mostrando si saben desarrollar ese secreto que tienen guardado de tal manera que  no pierda ni un ápice de interés. Tiene muy buenos ingredientes para no fallar: acción, secretos, personajes que tienen algo que ocultar e incluso algún personaje oculto, mentiras, un equipo de trabajo, un jefe al que puentear y muchas decisiones que tomar. Las decisiones en State of Affairs.

Fuente: NBC

Seguir leyendo
Compartir
05
nov 14

The Missing viaja en tren

 A menudo utilizamos un tren y una estación imaginaria para hacer referencia a pasajes de nuestra vida, a situaciones que han provocado que unos se hayan subido a un vagón determinado, a un tren en concreto, unas veces lento otra veces de alta velocidad y como otros, sencillamente han decidido quedarse en la estación. Esos ven como la vida (el tren) pasa frente a ellos y como las personas a su alrededor se suben y bajan, como la vida misma. Es tan difícil tomar la decisión de subir al tren como aquella de quedarse en la estación y más, cuando la razón es esperar a alguien. Es vivir en el limbo, es vivir una eterna espera y posiblemente perder definitivamente el tren de tu vida a cambio de experimentar la eterna esperanza. Por eso The Missing viaja en tren.

 

the missing

 

The Missing es una nueva serie que nace de la colaboración de la cadena americana Starz y la británica BBC y cuenta la destrucción de las vidas de dos personas cuando su hijo desaparece. Se trata de un drama/suspense que nos hace recordar pasajes muy parecidos de casos reales.

 

El primer episodio de los ocho que consta esta primera temporada nos lleva a conocer las circunstancias de la desaparición, el secuestro para ser exactos de Oliver, el hijo de Tony y Emily durante unas vacaciones en Francia, aunque eso son solo pequeños saltos en el tiempo a los que nos somete la serie para explicarnos lo que ocurrió, ya que la acción está situada en el presente, ocho años después y el cambio en las vidas de la pareja.

 

De esta forma el protagonismo lo asume Tony (James Nesbitt) el padre de Oliver, quien aparentemente no ha seguido con su vida y se ha dedicado a seguir cada pista que aparecía sobre su hijo, lo que le hace volver a la localidad francesa en la que desapareció el niño siguiendo una nueva pista.

 

En este primer episodio también sabremos qué ha sido de la Emily (Frances O’Connor)  así como del equipo de policías que trabajó en el caso o de un periodista que tendrá una amplia implicación en toda la historia. Especialmente el detective Julien (Tchéky Karyo) que se trasladará especialmente para el caso y que volverá ocho años después, y una vez jubilado, a petición de Tony para investigar una nueva pista.

 

Todo esto a través de pequeñas dosis, de pequeños saltos en el tiempo para explicarnos a grandes rasgos el antes y el después. Lo mejor de la serie es que nos ha dejado con grandes dosis de curiosidad sobre muchos de los personajes dada la evolución que vemos en el tiempo.

 

Y supongo que esta es una de las razones por las que está inmersa en el género del suspense, porque parece que todos han tenido algo que ocultar y que el tiempo ha sacado a relucir. Digo esto porque a priori esta serie solo podría estar enmarcada en el género del drama más absoluto, de la angustia más profunda y con el desarrollo de la acción nos va mostrando que puede ser algo más,  ya que nos han dejado unos pequeños motivos de intriga.

 

Son tantos los caminos que toma, las experiencias que te relata que sin lugar a dudas The Missing viaja en tren, en ese en el que te subes o te bajas, en ese que esperas en una estación, el que pierdes o al que te subes en el último segundo. Aquel en el que en cada vagón hay una historia que contar.

Imagen: Starz

Seguir leyendo
Compartir
01
oct 14

Madam Secretary y el universo femenino

Con cierta pinta de mojigatas, insulsas, sosas y en ocasiones extremadamente escrupulosas o con una rectitud inquietante. Sin un atractivo especial, aquellas que pasan desapercibidas. En otros casos con un cierto atractivo difícil de describir. Con carisma.  Maduras, que no mayores. Son adjetivos con los que hubiera calificado, a priori, a algunas de las actrices de series en las que ellas llevan la batuta. Así, por obra y gracia de una idea, de un gran personaje, se convierten en aquellas a imitar, envidiables mujeres protagonistas. El personaje las convierte es féminas de un universo paralelo brillante y con estilo. Como muestra, Madam Secretary y el universo femenino.

 

Madam Secretary

 

Madam Secretary

 

La nueva serie de la CBS me ha hecho recordar casi de inmediato a The Good Wife. Dos series con una imagen excepcional, un cuidado guión, un reparto a la altura y una mujer aparentemente normal pero brillante como protagonista.

 

Téa Leoni es la protagonista de Madam  Secretary. Interpreta a Elizabeth McGill, una mujer que tras su carrera en la CIA decide dedicarse a dar clases en la universidad hasta que un día, el presidente le pide que ocupe el puesto de secretaria de estado (un puesto que ha quedado vacante por la misteriosa muerte de su predecesor)

 

Así, veremos a una astuta e idealista profesora convertirse en una de las asesoras del presidente. Pero el cargo viene con burocracia, prensa, actos oficiales y demás, con los que tendrá que lidiar junto a los habituales problemas familiares.

 

El reparto se completa con papeles muy interesantes como el de Tim Daly que interpreta a su marido, Zeljko Ivanek, jefe del gabinete del presidente y Bebe Neuwirth, jefa del gabinete de Elizabeth.

 

La primera entrega de esta serie no me ha decepcionado. Ha sido una buena presentación tanto de los personajes como del camino que pretende tomar con tramas independientes, casos diferentes en cada episodio pero con tramas paralelas que aportan un interés añadido. En este caso, la extraña muerte del antecesor en el cargo.

 

Universo femenino

 

Madam Secretary se une al mundo de las series de 13 capítulos, breves e intensas, y también a un universo femenino que ocupa buena parte de la parrilla televisiva.

 

No me refiero a un mundo de universitarias, de niñatas (cariñosamente expresado) de adolescentes en pleno desarrollo mental (son las hormonas…) de cuerpos y piel perfecta, sin arrugas, con tallas imposibles. Vaya, que no me refiero a los mundos de yupi.

 

No. Me refiero al universo real. Al de la mujer madura, con hijos o no, con pareja o no, pero con tiempo suficiente a sus espaldas y en su experiencia como para haber tenido tres o cuatro de todo lo anterior. Todas, con la cabeza muy bien amueblada. Con alguna arruga, algún kilo de más bien disimulado, con algún defectillo inconfesable pero con las armas suficientes, esas que da el tiempo, para disimular todo lo anterior.

 

Un universo femenino que además sabe conectar con todo tipo de argumentos y situaciones. Las actrices que interpretan a estos personajes han dado con un filón ya que algunas  eran, o casi desconocidas o un diamante en bruto a la espera de ser tallado.

 

La reina de este universo es sin duda Alicia Florrick. La protagonista de The Good Wife logra este puesto incluso teniendo en su propia casa a una firme candidata al puesto: Diane. La evolución del personaje ha sido perfecta y claramente expuesta en su estilismo que ha ido mejorando a pasos de gigante hasta rozar la perfección así como en la relación con su familia e incluso con ella misma.

 

Hacer de mala supongo que no ha jugado a su favor pero es innegable el carisma de Victoria Grayson. Sin duda, la serie Revenge no sería lo mismo con su ausencia. Compite en protagonismo y elegancia con Emily, verdadera protagonista de la historia. La serie no es nada del otro mundo, un culebrón de altos vuelos.

 

Olivia Pope si que vuela alto. La protagonista de Scandal, la mujer a la que mejor le sienta el blanco es, junto a las anteriores ejemplo de estilo incluso en chandal. No se puede decir lo mismo de Emma, de Once Upon a Time. Es cierto que la serie no tiene nada que ver con las anteriores pero un cambio de chaqueta para la protagonista no creo que le haga daño a nadie. Junto a ella, Regina y Mary Margaret. Las tres encarnan a mujeres diferentes, con distintas ambiciones y caminos a seguir proporcionando un abanico en este protagonismo femenino del que hablo.

 

La lista es mucho mayor, y pasa por Patricia Hewes y Ellen Parsons en Damages (serie finalizada) o Annalise Keating en la recién estrenada How to get away with murder, serie que forma parte de otro capítulo,  el de Shonda Rhimes.

 

Meredith Grey (Grey’s Anatomy), Temperance Brennan (Bones) y Carrie Mathison (Homeland) son otros ejemplos en facetas dispares del protagonismo (y éxito) de las mujeres en la parrilla televisiva. Mujeres con un perfil característico, ese que al público en general le puede causar cierta envidia y a las mujeres en particular esa sensación, ese cosquilleo, ese sentimiento de superación mezclado con realismo que hace que se te escape en alguna ocasión: ummm… pues… bien mirado… esa podría ser yo.

 

Seguir leyendo
Compartir
23
sep 14

The Good Wife y su circo de tres pistas

El circo de tres pistas suele ser un espectáculo de mayor riqueza por la variedad que se puede disfrutar al mismo tiempo. En un mismo recinto tres espectáculos a la vez, que mantienen al público ensimismado, entretenido y en cierto modo concentrado para no perderse ni un solo de segundo de cada uno de ellos. La misma sensación, una mezcla entre nerviosismo, emoción e incluso una cierta incomodidad por el esfuerzo para no perder la concentración es el resultado del comienzo de la nueva temporada de una de las mejores series de la parrilla:  The Good Wife y su circo de tres pistas.

 

os-good-wife-michael-j-fox-returns-20140829

 

Una de las primeras series en regresar es The Good Wife. La exitosa serie de abogados vuelve a la parrilla ocupando su lugar en el estrecho domingo. Y digo estrecho porque son numerosas las series que habitualmente se emiten ese día de la semana y a estas,  se unirán otras.

 

Pero The Good Wife no tienen ningún tipo de miedo. Es más, habría que temerla a ella.

 

Para demostrarlo, si alguien lo dudaba, nos ha regalado un episodio en el que si de un circo se tratase ha establecido tres pistas en las que “Santa Alicia” ha desarrollado su espectáculo.

 

Siendo la protagonista y dejando un amplio margen al resto nos han dado una carta de presentación cargada de emoción, de sorpresas, de incertidumbre y, lo más importante, de olvidos. Porque no hay nada mejor para olvidar que mantenerse ocupado.

 

Si aún existía algún nostálgico, alguien que se resistía a aceptar la realidad de un comienzo de temporada en el que falta un personaje, con este capítulo (y con el verano de por medio) esa sensación se ha esfumado.

 

Para ello tres pistas, con tres espectáculos diferentes, con claros protagonistas y con un maestro de ceremonias que es Alic… perdón, el maestro de ceremonias es Eli (es un genio ;))

 

Este primer capítulo de la sexta temporada da continuidad a dos asuntos que se quedaron pendientes en la pasada temporada: la posible incorporación de Diane en el bufete de Alicia y Cary, y por otro lado, la propuesta dirigida a Alicia para presentarse a fiscal de estado “made in Eli”.

 

Con estos dos asuntos compartiendo protagonismo nos presentan un tercero con el que en un principio nos dejan con la boca abierta para, segundos más tarde caer en la cuenta que era algo que iba a ocurrir tarde o temprano. La implicación del bufete F&A con los “negocios “de Bishop le pasa factura a Cary y centrará la atención de prácticamente todos los personajes de la serie.

 

Es decir, aun siendo el asunto de Cary el protagonista, este capítulo logrará dividir su tiempo, casi a partes iguales entre los tres asuntos asistiendo a un verdadero espectáculo. Puede ser que en algún momento haya notado que se alargaba demasiado alguna de las tramas antiguas por lo que en alguna ocasión he tenido la sensación de una cierta lentitud.

 

Pero en general, ha sido un capítulo fantástico, con una clara exposición de todo lo que se plantea en un futuro: el problema de Cary, la salida de Diane con sus condiciones, entre ellas el futuro de Kalinda (y de Robyn, en consecuencia), las estrategias de Eli, el futuro protagonismo de Finn…

 

The Good Wife y su circo de tres pistas nos ha devuelto el placer de disfrutar esta serie y de contemplar el inicio de una temporada que esperemos este cargada de tantas sorpresas como la anterior.

 

Imagen: CBS

Seguir leyendo
Compartir
15
sep 14

Z Nation o… déjà vu

Es uno de los estrenos de la temporada y no precisamente se trata de una novedad.  La sensación de déjà vu te invade desde el primer minuto, incluso en los lugares escogidos para su presentación. Pero pronto te das cuenta que lo importante no es la forma, sino el fondo. Ese es el atractivo de esta nueva serie. ¿Te gustan los zombies? Pues toma dos tazas.

 

znation

Nada de psicología barata, ni de charlas trascendentales, ni de miramientos. Aquí todo está superado y el objetivo es otro. La nueva serie de zombies Z Nation llega al público con todo aprendido, como el espectador.

 

Con una temporada de 13 episodios esta nueva serie postapocalíptica nos traslada en el tiempo años después de un virus zombie haya asolado el país y desde un principio se mostrarán las primeras cartas de lo que pretende la serie presentando a los personajes que tendrán especial importancia en la trama.

 

El camino en Z Nation se centrará en el traslado de un hombre, del que poco se conoce y que esconde un peligroso secreto,  que lleva en su sangre los anticuerpos capaces de crear una vacuna contra el virus zombie. Para lograrlo tendrán que viajar desde Nueva York hasta California donde se encuentra el último laboratorio en funcionamiento, siendo un viaje vital para el futuro de la humanidad. Esto lo podrán hacer gracias a la ayuda de un experto informático que se encuentra aislado en algún lugar del planeta y que les guiará y ayudará a llevar la misión adelante.

 

La ambientación nos hace recordar de inmediato a The Walking Dead pero pronto nos damos cuenta que aquí ha pasado el tiempo y con él se ha implantado cierta sabiduría en los personajes. Todo se mueve a un ritmo vertiginoso que devuelve a la memoria la velocidad de Guerra Mundial Z. Y el fondo del asunto, el camino que les toca recorrer, el objetivo a salvar e imaginando el número de bajas en el trayecto, tiene claras similitudes con Salvar al soldado Ryan (vale, aquí no había zombies)

 

Tal vez no sea un déjà vu, sino que ya está todo inventado. Ahora de lo que se trata es como lo unes, lo mezclas, lo presentas y lo desarrollas.

 

A su favor juegan el haberse adelantando en el tiempo al regreso de The Walking Dead y  tener a un numeroso público fiel a todo lo que tenga que ver con zombies y tramas postapocalípticas. En su contra, un casting mediocre y un desarrollo sin profundidad, ligero, sin razonamiento.

 

Serán las audiencias las que decidan su recorrido, Z Nation o… déjà vu, en una carrera que no ha hecho más que empezar ya que el regreso y estreno de muchas series se encuentra a la vuelta de la esquina. Si quieres conocer las fechas puedes verlas aquí o aquí. (Imagen: Syfy)

 

Seguir leyendo
Compartir
05
sep 14

Nada por aquí, nada por allá

Eso es lo que, a priori, muchos podríamos pensar en estas fechas. Con los estrenos veraniegos finalizados o a punto, algunos de ellos con el cartel de finiquitados (por cancelación) y otros con una grata renovación en el bolsillo, solo queda esperar los grandes estrenos, la vuelta de las series que nos acompañarán hasta la próxima primavera. Si podíamos pensar que no hay  nada por aquí, nada por allá, el siempre apasionante mundo de la magia hace acto de presencia con una miniserie que profundiza en la fascinante vida de uno de los más grandes ilusionistas y escapistas de la historia.

 

houdini image

 

History Channel ha estrenado la miniserie Houdini que consta de cuatro capítulos y que está protagonizada por el actor Adrien Brody.

 

La producción, escrita por Nicholas Meyer y dirigida por Uli Edel, aborda la vida del maestro del escapismo desde su infancia y nos permite conocer una vida apasionante, llena de talento y de inseguridades personales.

 

La serie nos permite conocer otras facetas de Harry Houdini tan fascinantes como su trabajo. Así, a su gran éxito, que pasó de actuar en pequeñas ferias a llenar grandes teatros, hay que unir sus fascinantes amistades entre las que se encuentran Sir Arthur Conan Doyle o Grigori Rasputin y su relación con el mundo del espionaje.

 

Junto a Brody para el que es su primera serie de televisión se encuentran Kristen Connolly en el papel de la mujer de Houdini, Cecilia Weiss como su madre y Tom Benedict Knigh que encarna a su hermano Theo Hardeen.

 

A mí me ha parecido muy interesante su primer episodio, como aborda la vida del escapista dando continuos saltos en el tiempo y permitiendo contemplar casi a partes iguales la seguridad y aplomo del ilusionista ante los peligrosos retos a los que se enfrentaba y las inseguridades personales que le asaltaban.

 

Además, cuenta con una magnífica ambientación y una fotografía capaz de trasladarnos a la época y al inquietante mundo de la ilusión y nos permite un escape al nada por aquí, nada por allá en este mes de finales de series y larga espera.

Seguir leyendo
Compartir
12
ago 14

Encerrar al jurado

Difícil tarea la que ocupa a un grupo de personas que son designadas como jurado. A la complicación de llegar a un consenso, al acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros, se une el riesgo del exterior, los daños colaterales ante la decisión que se pueda tomar. Ante la duda, ante el inminente peligro, lo encerramos. De esa manera se preserva la intimidad, la seguridad y sobre todo la neutralidad, la independencia. O al menos eso es lo que se pretende.

 

sequestered_keyart_press-final

  Sequestered es el nuevo thriller del verano. Partiendo del secuestro y muerte del hijo de un gobernador dará protagonismo al jurado que tendrá que decidir la inocencia o culpabilidad del hombre acusado de estos delitos.

Aunque el verdadero protagonista de lo que se convertirá en una conspiración política será el joven abogado Danny Firmin (Jesse Bradford) que mientras intenta realizar la defensa del acusado descubrirá mucho más.

 

Visto el primer capítulo me ha gustado el comienzo, sin dramatismos, se encamina directamente al los verdaderos protagonistas presentando a los abogados de la defensa y el peligro al que se enfrenta el grupo de personas que debe tomar la decisión de dar un veredicto. Ante esto, la jueza decidirá encerrar al jurado en un hotel. Apenas hemos conocido al resto de los personajes de esta serie por lo que se intuye que tiene un buen ritmo, al grano, al fondo de la cuestión de tal manera que sabemos también quién será el miembro del jurado más vulnerable. Lo que para algunos puede ser un punto a su favor, la velocidad, para otros podrá ser un problema.

 

Sequestered es una serie creada por Aaron Tracy para Crackle de Sony Pictures Television consta de 12 capítulos que han dividido en dos partes. Los seis primeros están disponibles desde el pasado 5 de agosto dejando la otra mitad de esta primera temporada para mediados de octubre.

Seguir leyendo
Compartir