abril 2015 - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

abril, 2015

25
abr 15

‘Welcome to’ Wayward Pines

En los tiempos que corren, no hay nada más desesperante que no tener un teléfono a mano. Hemos limitado nuestra vida a la necesidad de tener a nuestro lado aquello que durante años solo era posible utilizar en un soporte fijo privado o uno público para el que era necesario contar con algunas monedas. Ahora, volvemos a nuestra casa si nos damos cuenta que hemos dejado nuestro móvil en casa o incluso llevamos el cargador en el bolso o el coche por si éste se quedara sin batería. Lo que es impensable es quedarnos sin la posibilidad de tener una forma de contacto eficaz y rápida en el mismo instante en el que la necesitamos. Ese es uno de los elementos desesperante de nuestro protagonista al que le veremos encontrar otros muchos obstáculos en su viaje al misterioso Wayward Pines.

wayward pines

La falta de comunicación no será el único problema al que se tendrá que enfrentar el agente Ethan Burke (Matt Dillon) en su estancia en Wayward Pines, el extraño y misterioso pueblo en el que despierta después de haber sufrido un accidente de tráfico. Hasta allí se ha desplazado para investigar la desaparición de otros dos agentes federales, Kate Hewson y Bill Evans. Pero tras su accidente, además de descubrir que no tiene ni su cartera, ni su teléfono ni su identificación, también se percatará que ese lugar tiene algo extraño hasta llegar a la conclusión de que, si nada cambia, posiblemente no logre salir de allí, nunca.

Esta ha sido la presentación (preestreno) de esta nueva serie de 10 capítulos basada en la novela de Blake Crouch “Pines” y dirigida por M. Night Shyamalan. Hasta su estreno el próximo 14 de mayo, se nos han dado las pinceladas de lo que será el nuevo thriller de FOX que cuenta además de Matt Dillon en su elenco con referentes de la interpretación como Melissa Leo, Juliette Lewis, Terrence Howard, Toby Jones o Carla Gugino. Si a esto le unimos los numerosos comentarios que aluden a su supuesto parecido con la mítica Twin Peaks, la convierte en una de las series más esperadas de la temporada.

Con algunas pinceladas que nos dejan ver lo que se avecina con la serie, en esta primera entrega lo que realmente ha captado mi atención han sido las interpretaciones de Melissa Leo, Juliette Lewis y Toby Jones que logran incorporarnos a la inquietante atmósfera de misterio de citado pueblo. Porque, el planteamiento en sí, siendo sincera, no me ha sorprendido demasiado ya que, de pueblos raros, raros, tenemos un extenso y vasto terreno repleto de series ambientadas en algún lugar al que ninguno de nosotros le gustaría pasar ni para poner gasolina.

Como en otras ocasiones, ahora lo que queda es que con semejante potencial interpretativo, la serie logre encauzar su desarrollo de manera atractiva y sostenida, contando con el que puede ser un punto a su favor: el momento, la época elegida para su estreno, cuando las más longevas de la tele terminan sus temporadas.

Hasta ese momento, ¿qué les parece un viajecito de fin de semana a algún lugar húmedo y oscuro? Pues bienvenidos a Wayward Pines.

Seguir leyendo
Compartir
04
abr 15

El otro lado en The Walking Dead

Como si de las dos caras de una misma moneda se tratase, en cualquier situación, nos situamos en uno u otro lado. Es inevitable y pocas veces logramos encontrar esa línea divisoria en la que, si procede, situarnos y permanecer neutrales, casi inertes, sin opinión, impasibles. No, no es cierto. Siempre existe una pequeña duda cuando estamos sobre esa línea. Siempre un pie mira ligeramente hacia uno de los dos lados. Incluso en nuestra mente. El último gran capítulo (por su extensión) de la temporada de The Walking Dead nos hace reflexionar sobre la facilidad de cambiar de uno a otro lado, sobre las decisiones. Nos pone en situación física sobre la importancia de estar en uno u otro lugar, sobre el querer y la necesidad. Y sobre todo, a mi me ha hecho darme cuenta que, realmente, la mente de Rick, su esencia, hace tiempo que está en el límite de la línea que cruza a ese otro lado.

 

 iy5fdLgpYdZmf

 

Aunque para muchos el final de la quinta temporada de The Walking Dead no haya tenido grandes dosis de acción, realmente no lo necesita. Recordemos que el ritmo que lleva esta serie, el compás, nos tiene acostumbrados a plantearnos un futuro incierto al final de cada temporada y lejos realmente de presentarnos batallas finales repletas de muertes imprevistas de personajes esenciales.

 

Una vez más, lo que han hecho es presentarnos, eso si, un futuro incierto. Porque esta vez conocemos el paradero de cada uno de los personajes, no como en otras ocasiones. Los tenemos bien localizados y además sabemos cuales son sus intenciones, en cierto modo.

El futuro incierto en esta ocasión viene de fuera y en cierto modo, de dentro.

 

Ese idílico lugar llamado Alejandría, ha despertado de su letargo, por obligación (o tal vez obligado por Rick) dado que el mundo en el que han estado viviendo es pura fantasía y difícilmente se puede sostener a largo plazo.

 

Ese plazo ha finalizado justo en el momento en que “Los lobos”, encuentran las fotos de ese lugar. La curiosidad mató al gato. O lo matará.

 

Todos sabemos que buena parte de la próxima temporada tendrá como línea argumental la defensa contra el mal exterior desconocido para algunos y conocido para otros, y que tiene inicial grabada en la frente.

 

A priori, parecen organizados aunque algo torpes en las formas. Pero a juzgar por la organización y el radio de acción supongo que será la torpeza de los dos elementos que hemos visto y que detrás, habrá un grupo más numeroso.

 

En cualquier caso, en forma de lobo, o de cordero, está claro que es el nuevo enemigo a las puertas.

 

Pero aún faltaba por depurar ciertos detalles en la tan organizada comunidad. Detalles tales como la eliminación del maltratador, sobre todo teniendo en cuenta los antecedentes de Carol y de unos sentimientos cada vez más claros por parte de Rick, así como plantear las bases de la supervivencia en una comunidad de parque de atracciones infantil.

 

El grupo de Rick lo sabía. Sabía que aunque se sintieran seguros a ese otro lado del muro, en una comunidad civilizada y organizada, ellos sabían que hay algo más, algo superior que permanece en el exterior y que no se esfuma por esconderse en Los mundos de Yupi.

 

Sasha siempre se resistió, no se integró. Daryl se resistió pero buscó y encontró una salida satisfactoria. Michonne estaba deseosa de que eso funcionase y Carol, ¡pero qué buena es Carol!, ha sabido jugar sus cartas a la perfección. ¡Eres la mejor!

Yo creo, que en el caso de Rick se han dado un conjunto de circunstancias muy particulares para que su mente esté más allí que aquí, es decir que esté a un paso de la locura. Vaya, que si le das un empujón está en el otro lado fácil, fácil (me refiero al otro lado imaginario).

A Rick se le ha unido la necesidad de encontrar un lugar seguro para sus hijos, la necesidad de encontrar un lugar de reposo para su grupo con todos sus fantasmas, con todo por lo que ha pasado y que le ha generado una permanente sensación de inseguridad y desconfianza que en ningún caso desaparece de un día para otro. A ello se ha unido algo que no veíamos en él y que esa cierta relajación que en algún momento (muy corto) pudo tener en Alejandría: un tímido inicio de sentimientos hacia otra persona. Si a todo ello le unimos que es un líder y que se ha encontrado en un lugar en el que no puede tomar el solo las decisiones, y que tampoco le corresponde por ser el recién llegado, tenemos una mezcla más que explosiva.

 

No me ha impactado tanto el final con el mensaje de que los lobos están cerca como otras escenas anteriores. Sobre todo la de Michonne, ese momento en el que va a colgar la espada en la pared otra vez pero reflexiona y decide quedársela. En su mirada se podía leer perfectamente: la tranquilidad se ha acabado. Carol ha estado en todo la temporada sublime y en este último episodio no ha sido menos. Así que la escena en la que como cualquier buena vecina le lleva una bandeja con comida a Pete el maltratador para amablemente, pero con un cuchillo en la mano, decirle poco menos que es de lo peor que hay por los alrededores y que se ande con ojo con ella. ¡Ahí está mi Carol!

 

Y Rick, el sangriento. Que se podía haber limpiado un poco la cara antes de aparecer en la reunión, digo yo, que parecía Carrie recién salida del baile… El caso es que Rick tendrá el cometido de convencer en la reunión de que hay que ponerse las pilas con el tema de la seguridad y que ese asunto no es una tonteria cuando llegará Pete, borracho como una cuba y blandiendo un sable que terminará en la garganta del marido de Deanna. Así que en cuestión de segundos esta pasará de un lado al otro y le dirá a Rick que acabe con el (cosa que a Rick le cuesta tanto como parpadear…)

La carita de Morgan, un hallazgo que va a ser una reincorporación fantástica para la nueva temporada, cuando ve a Rick-Carrie disparando a un tipo en el suelo allí, en medio del pueblo de La casa de la pradera, es un poema. Morgan supongo que habrá pensado: quién me mandó a mí venir a este lugar.

 

Y la foto del capítulo es sin duda la de Sasha. Esa si que está en otro lado.

 

Pues con todo esto, con dosis más de sentimiento, de elecciones, de decisiones que de acción, nos deja la serie hasta el mes de octubre previsiblemente. Así que tendré que esperar en mi otro lado.

 

O no.

 

No precisamente hasta octubre, ya que a finales de verano está previsto el estreno de la serie derivada Fear The Walking Dead, de la que han encargado de recalcar que no se trata realmente de una precuela ya que la idea se desarrolla en un momento y un lugar diferentes a The Walking Dead pero dentro del apocalipsis zombie. Solo conocemos algunos detalles de la serie y el teaser que se ha presentado pero con la idea me basta.

 

Ahora la espera no será tan larga ya que tendremos la oportunidad de conocer antes, otro lado de The Walking Dead.

 

https://www.youtube.com/watch?v=ZSPnJIbGc3k

Seguir leyendo
Compartir