marzo 2014 - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

marzo, 2014

30
mar 14

Lo mejor de la semana

Cuando las series están rozando el comienzo del final de temporada es complicado elegir lo mejor de la semana. La mayoría sufren el mismo mal: el chicle. No suelen torturar con tramas absurdas, masticadas en exceso o peor aún, las hacen interminables. Muy pocas saben mantener la emoción en cada uno de sus episodios y además, tener un final brillante. Hablando de finales, pronto le llegará (esta vez anunciado) a una de las protagonistas de Anatomía de Grey.

 

adg

 

The Following sigue cumpliendo con sus seguidores dando sorpresas en cada episodio. Ahora, con la inmediata incorporación de un personaje que dábamos por muerto volverá a aumentar la tensión y el peligro. Solo es cuestión de tiempo que Joe sepa que su mujer aún sigue con vida.

 

Once Upon a Time es una de las que estira el chicle todo lo que puede. La última aparición de un personaje de cuento, en este caso Rapunzel ha sido de risa. No ha tenido el más mínimo de interés y ha dado la impresión de haber sido introducido en la trama con calzador. En cualquier caso hace tiempo que no tiene un capítulo brillante por lo que el capítulo está dentro de su media.

 

Respecto a Arrow y Revolution, son dos series que tienes que estar de muy buen humor para dejar pasar determinados aspectos. En ambas se nota perfectamente esa preparación que comentaba al principio previa a los capítulos finales de la temporada.

 

Scandal es una de las pocas que sigue manteniendo un ritmo frenético es sus capítulos aunque este, excesivamente familiar, fuera algo lento además creo que se han equivocado al desvelar tan pronto la relación entre Mellie y el candidato a la vicepresidencia.

Revenge, está en un punto muerto. Ni la aparición del padre de Margaux, ni el actor escogido para el papel me encajan en la trama. Ha sido un capítulo aburrido y sin interés.

 

No voy a hablar de The Good Wife porque aún esto haciendo la digestión del shock  y para el que aún no conozca los últimos acontecimientos le invito a que lean el post que corresponde a el último capítulo.

 

The Walking Dead nos ha dado una penúltima entrega de la temporada algo recuperada de los últimos episodios que casi se trataban de una presentación de personajes. Hasta el increíble capítulo que tuvo a Carol como protagonista, nos han estado contando la vida y milagros de cada uno de los supervivientes de la cárcel y esto ha sido algo cansino. Ahora hemos conocido Terminus. A mí me ha decepcionado. No es que esperara una cárcel ni un fortín. Pero ha sido desconcertante lo poco creíble que resulta el lugar. No tendremos que esperar mucho porque el final de temporada está aquí mismo.

 

Y Anatomía de Grey, que sigue firme después de 10 temporadas despedirá al final de ésta a una de sus protagonistas. La Dra. Cristina Yang (Sandra Oh) saldrá de la serie después de anunciarlo hace meses.

 

Los seguidores de la serie hemos tenido tiempo de prepararnos para su salida y preguntarnos como se efectuará aunque el anuncio de la vuelta de un personaje de su pasado nos da alguna pista.

 

El caso es que el episodio de esta semana ha servido también para una preparación del terreno con vistas a su adiós. Ha sido un capítulo diferente en el que nos han presentado tres posibles escenarios de futuro para la doctora a raíz de la decisión que debe tomar un paciente. En realidad han sido dos escenarios porque el ultimo ha quedado abierto. Hemos podido ver a la doctora Yang siendo madre y esposa y dejando que triunfen otros en el plano laboral pero sintiéndose en cierto modo una fracasada y otro en el que triunfa en el trabajo y en consecuencia, el resto queda en un segundo plano.

 

No es que haya sido un episodio espectacular. Solo ha sido diferente. Pero el recordatorio de la futura salida del personaje de la serie en este capítulo puede ser lo mejor de la semana.

 

Seguir leyendo
Compartir
25
mar 14

El último capítulo

Esta no es sólo una reseña del último capítulo, es también una reflexión. Esta será una crítica a los resultados y una autocrítica a mis expectativas.  No nace en caliente y no pretende remover algunos sentimientos heridos. Es fruto de un momento de perplejidad. Sin acritud. Esta es mi visión del último capítulo visto de The Good Wife (5×15) y en consecuencia tendrá spoilers.

 

 the good wife

 

Pero, ¿en qué estaban pensando los creadores de la serie?

 

Lo siento, tenía que dejar esta pregunta en el aire. La quinta temporada de la que posiblemente sea una de las mejores series (muy cerca de ser la mejor) de la parrilla televisiva ha hecho desaparecer (matado, para que nos entendamos) a uno de sus protagonistas principales.

 

Will Gardner ha muerto y con él, posiblemente, cualquier expectativa de ver el lado más natural y humano-femenino de la encorsetada Alicia Florrick. Lo atónitos que nos hemos quedado los seguidores de la serie responde a varias causas.

 

Una de ellas ha sido el secretismo con el que la serie ha escondido desde hace un año que el actor Josh Charles había decidido abandonar la ficción. Una decisión ante la cual los creadores debían idear una salida. El problema es que a juicio de muchos, ésta no ha sido afortunada. Robert y Michelle King, creadores de The Good Wife diseñaron la salida del actor y del personaje teniendo claro que éste debía morir. Todo esto y más lo han explicado en una carta enviada a los fans de la serie dado el giro brusco que ésta ha tomado y las reacciones y críticas del público.

 

La carta se la podían haber ahorrado.

 

A mí no me ha aportado nada. Bueno, sí: su amor incondicional hacia Alicia. Los King explican que el amor imposible entre Will y Alicia sólo podía romperse de una manera drástica y  que no valía que Will se fuera a otra ciudad o se casara. Tenía que desaparecer. Todo ello para que “Alicia tenga un nuevo resurgir”.

 

Da igual.  A los seguidores nos han arrebatado la posibilidad de volver a ver a una Alicia fresca, espontánea algo que vimos en la etapa de su acercamiento a Will y que no hemos vuelto a ver. Es cierto que no había otra salida ya que el actor era el que tomaba la decisión de marcharse pero, siempre se podía haber hecho de otra forma, dejar tal vez una puerta abierta. Creo que eso es una de las cosas que más ha echado en falta el público. Así, de buenas a primeras, en un caso como otro cualquiera, disparan a Will. Una salida muy poco gloriosa. ¡Y no habrá sido por falta de tiempo!

 

Es cierto que esa oda a la vida y a la muerte, al aprendizaje de lo inesperado tiene gran sentido y aporta una gran dosis de realismo a lo que sucederá de ahora en adelante con The Good Wife. Pero sinceramente, ¿el público quiere ese realismo?

 

Ahora ya no habrá vuelta atrás y Alicia no volverá a ser libre. Seguirá con su postura, tiesa como un palo, aburrida y seca. Ya no vendrá Will a despertar ocultos instintos. Ahora poco queda.

 

The Good Wife sigue siendo protagonista, para bien o para mal. Este giro de los acontecimientos la ha hecho situarse en una posición ganada de antemano sin artimañas. No le hacía falta.

 

Quienes sí sentiremos la necesitad de una compensación somos aquellos que, pese a saber que la protagonista es Alicia, sabemos que para que ocupe su adecuado lugar son imprescindibles aquellos de los que se ha rodeado.

 

El verdadero resurgir de Alicia y en consecuencia de la serie será cuando Alica deje de ser the good wife y comience a ser simplemente Alicia, esa que nos mostró Will.

 

Pero, ¿en qué estaban pensando los creadores de la serie?

Seguir leyendo

Compartir
23
mar 14

El mensaje es lo mejor de la semana

El que escuchamos en un teléfono, el que podemos leer, el que podemos ver en nuestro televisor… el mensaje suele ser una estrategia recurrente para dar un vuelco, un giro o crear un nuevo objetivo para cualquier tipo de trama. Un mensaje es el que nos devuelve a un personaje, nos devuelve todo aquello de lo que es capaz. Un mensaje es el que puede crear un inicio o un final. Es la clave.

 

the following s2

 

Si tuviera que reflejar de alguna manera buena parte de lo ocurrido en las series durante los últimos siete días debería hacer de manera obligatoria un recordatorio a las desapariciones y muertes en muchas de ellas. La importancia de estas no sólo radica en la desaparición del personaje sino en lo que ello supone para la transformación de los que se quedan.

 

Pero comenzaré hablando de una de los nuevos estrenos que me faltaba por ver y que aún dudo en incorporarlo a mis habituales. Se trata de la serie Believe de Alfonso Cuarón, que por cierto arranca con la escena de un accidente de tráfico y posterior muerte de dos de sus ocupantes en un comienzo con muy buena pinta pero que después comienza a desinflarse a un ritmo de vértigo. Su problema desde mi punto de vista es que para los que hemos visto la serie Touch nos resulta una copia casi exacta. El asunto es interesante pero le falta algo innovador para que incorporarla a mi cesta de “series basadas-parecidas-copias de otras series que aún así merece la pena ver“.De momento muy poco que aportar tanto en la primera como en la segunda entrega.

 

La serie Scandal ha hecho desaparecer a uno de sus personajes y con esto recolocar las posiciones del resto: diferentes bandos y diferentes opiniones. Con unas elecciones a la vuelta de la esquina ahora hay otros objetivos y hay nuevas alianzas. Un giro a la serie para lo que parece ser una nueva etapa.

 

Uno de los episodios más duros de esta temporada, sin duda, el último de The Walking Dead. La inocencia y la locura se unen en los personajes de las niñas que acompañan a Tyreese y a Carol en esta ocasión por última vez. Lo que ocurre con ambas, ajeno a la locura zombie de alrededor, y la confesión de Carol lo han convertido en uno de los mejores justo cuando estamos a tan solo dos del final de la temporada.

 

Y ha sido The Following la que ha colmado todas mis expectativas en esta semana. Plagado de muertes, la serie elimina personajes a ritmo acelerado pero, por otra parte, incorpora otros interesantes. El último episodio de la serie protagonizada por Kevin Bacon nos ha dado no sólo la eliminación de aquellos que ya no tenían mucho que aportar sino que nos ha devuelto a dos principales. Por una lado Joe ha vuelto, con una exhibición de su poder en una librería y con un mensaje en la televisión anunciando que Carroll ha vuelto a lo grande. Por otro, un personaje que pensábamos muerto ahora resulta que no lo estaba tanto. Claire ha estado escondida bajo protección durante todo este tiempo. La serie ha logrado incrementar la emoción no sólo por estos factores sino porque ahora también está en el juego el personaje de Lily quien ha demostrado que no hay que tomarla a broma.

Con este desarrollo de acontecimientos ha resultado ser un episodio entretenido, revelador y sorprendente por lo que ha sido de lo mejor de mi semana.

 

Todo ello con permiso de Elsbeth Tascioni en The Good Wife. Es la mejor.

 

 

Seguir leyendo
Compartir
17
mar 14

Volver con una confesión es lo mejor de la semana

No van estrictamente unidos, aunque podrían. Lo de volver y la confesión. Ambas me permiten hacer una reflexión sobre la falta de ideas-saturación por un lado y sobre una vuelta a lo básico (o al lado oscuro) por el otro. La abundancia de series basadas en series o rizando aún más el rizo, series basadas en series de las que se ha hecho otra serie hace que me vuelva a plantear si ese freno brusco se debe a que está todo inventado o la razón radica en aprovechar aquello que es realmente bueno. Respecto a la vuelta a lo básico y por hacer una alusión al lado oscuro, no hay frase más socorrida para dar un buen giro a una trama que confesar una paternidad o maternidad: …yo soy tu madre.

 

resurrectionn

 

Afortunadamente y dado el poco tirón que ha tenido para mí la vuelta de algunas series tras sus largas vacaciones, los estrenos logran saciar mi apetito.

 

Salvo The Good Wife que sin sobresalir demasiado ha logrado llegar a sus niveles aceptables sin bajar ni un punto su nota media, el resto no me ha sorprendido.

 

El caso de The Walking Dead es de esos de “lo veo venir”. Pues sí. A estas alturas creo que casi todos imaginamos que seguirán mareando la perdiz (o las perdices) de habitantes huidos de la cárcel en busca de la tierra prometida hasta el último capítulo de esta temporada en la que nos llevarán a las puertas o muy cerca de ellas con algún cliffhanger del tipo “muerto” o del tipo “y ahora quién es ese”.

 

Espero equivocarme porque de lo contrario se requiere una revisión de un esquema que está excesivamente planificado.

 

Scandal se mantiene pero está en mi cuerda floja. Aún no me terminan de encajar algunas piezas: lo de Sally tiene fecha de caducidad básicamente porque la pobrecilla no da más de sí (su cabeza, quiero decir) y todo lo que gira alrededor de esta asunto ahora mismo no me convence demasiado pero también he de decir que es una serie que consigue dar giros radicales de un episodio a otro.

 

Once Upon a Time. Tengo algunas preguntas que dejo en el aire: ¿para qué hicieron olvidar a Emma todo si con una pócima iban a conseguir que recobrara la memoria en el siguiente episodio?¿Por qué hicieron volver a todos los personajes al bosque encantado si los iban a devolver al siguiente episodio? Y la más importante ¿por qué te has puesto otra vez la chaqueta roja? (era tu oportunidad para un cambio en tu fondo de armario…) Obviamente son preguntas retóricas ya que conozco las respuestas pero me ha parecido una salida demasiado fácil para iniciar una nueva etapa de la que, por cierto, no me gusta su nuevo personaje.

 

Pero no me voy a extender más e iré a los dos asuntos que tratar y que inspiran el título.

 

Resurrection ha sido uno de los nuevos estrenos en EE.UU. que ha captado mi atención. La serie que será estrenada próximamente en AXN y está basada en el bestseller “Vuelven” de Jason Mott.

 

¿De qué va? Pues, ahí está el problema. Parece a priori una versión de Les Revenants aunque no lo sea y parece que se está convirtiendo en algo de lo más habitual eso de hacer series de series o trasladar a otro contexto una idea ya desarrollada. Por cierto que también se ha estrenado otra serie de la que hablaré en otra ocasión Those Who Kill y ¿a que no se imaginan en qué se ha basado? Pues sí, en otra serie (en este caso una danesa)

Resurrection nos traslada hasta Arcadia, Missouri, para asistir a la vuelta de manera repentina de personas que habían fallecido hace años. Comenzamos por conocer la historia de un niño fallecido hace años y como sus padres y parte de la comunidad asiste atónita al regreso sin explicación alguna. Esta serie incorpora un elemento nuevo que son las circunstancias nada claras de la muerte del niño por lo que al menos, tiene un punto que la hace diferente.

 

La serie francesa, Les Revenants, salvo en su desenlace final, me pareció extraordinaria tanto en su ambientación como en la manera en la que se aborda la vuelta de estos resucitados. Mucho que digerir aún en esta que nos ocupa y mucho que ver aún de sus protagonistas: Omar Epps, Matt Craven, Devin Kelley y Frances Fisher entre otros.

 

El otro asunto ha sido el último segundo de Revenge y la confesión de la primera señora Grayson a Jack: yo soy tu madre… A mí se me quedó cara de culebrón y sólo por ese momentazo final que me hizo reir a carcajadas se merece estar entre lo mejor de la semana.

 

Seguir leyendo
Compartir
09
mar 14

Sin planificar, lo mejor de la semana

Puede ser algo usual que lo mejor resulte ser aquello que no estaba planificado. Sin planificar, lo mejor de la semana. Por hablar de tenerlo todo controlado, precisamente eso es lo que al parecer mueve y dirige a uno de los protagonistas de una nueva serie. Así que sin haber planificado en absoluto hablar de ella e incluso sin tener previsto verla resulta ser algo muy apropiado en esta inusual semana.

 

Crisis - Season Pilot

 

Sin rodeos y sin pasar por el comentario habitual de las series de la semana, el estreno del piloto de la nueva serie de la NBC ha sido aceptable, para mi gusto. Aun así, un estreno siempre merece una lineas dada la sequía a la que nos han tenido sometidos los descansos de las series.

 

Protagonizada por Gillian Anderson, Rachael Taylor, Dermot Mulroney, Crisis comienza con el secuestro de un grupo de adolescentes que tienen algo en común: sus padres tienen alguna posición de poder para un objetivo secreto que tiene el líder, la persona que ha ideado todo el plan cuidadosamente planificado y que además tiene a su hija entre el grupo de jóvenes.

 

En un principio el episodio me ha parecido algo torpe, con una Anderson que destaca sobre el resto y que ocupa el protagonismo Rachael Taylor, quien además de ser agente del FBI es su hermana.

 

En un principio desconocemos quien está detrás del secuestro y todo apunta a que el objetivo es el hijo del presidente que también estaba en el autobús secuestrado. Pero conforme avanza el episodio sabremos que todos los chicos tienen un progenitor objetivo por alguna razón.

 

También conocemos al secuestrador así como la relación que existe entre las hermanas y la hija de una de ellas, el protagonismo que tomará uno de los agentes y algo del pasado del hombre que ha ideado todo el plan, un pasado que ha terminado por trastornarlo.

 

El suyo, el de Dermot Mulroney es desde mi punto de vista el papel más flojo, algo forzado diría yo, aunque puede que mejore.

 

En un principio la serie tiene todos los ingredientes para el entretenimiento y para el suspense y la acción, pero sólo el desarrollo de la serie nos dará las claves para saber si el encierro de unos acomodados adolescentes y el papel que jugarán cada uno de sus padres se convertirá en una sola temporada o, peor aún, en una serie de quinceañeros.

 

 

Seguir leyendo
Compartir
02
mar 14

Si, pero no, lo mejor de la semana

Si, pero no, ha sido lo primero que ha venido a mi mente al pensar en esta semana. Esa era la respuesta que se daba en un concurso de un programa de radio cuando el oyente no acertaba la pregunta: ¡si… pero nooooooooo! Aún tengo el eco en mi mente. Y que apropiada la frase para lo acontecido en esta semana. Si, hemos tenido el regreso de algunas series. Pero no. Han tenido que ser otras que no han estado de vacaciones las que han colmado mis expectativas.

 

revolution

 

Revolution es una serie de altibajos, no es una gran serie pero tiene algo que a mi me gusta: una trama diferente. Vamos a ver, que de hospitales, de policías o de grupo de treintañeros estamos cubiertos. Sin elevarla a los altares, pasó de una primera temporada cíclica a una recuperada segunda temporada en la que el apagón parece haber pasado a un segundo plano para tomar el poder una dominación política vía epidemia si hace falta.

 

Por otro lado, una tecnología desaparecida que parece seguir teniendo un papel protagonista y que ha vuelto a sorprender en esta última entrega. El final del último episodio ha sido más que sorprendente y lo mejor es que no lo sabemos todo.

 

Con un reparto que ha variado considerablemente, sólo un grupo, el núcleo central se ha mantenido, por lo que cualquier peligro de aburrirnos con algunas caras ha desaparecido con tan solo apagar la luz.

 

Por otro lado tenemos The Following que desde su estreno, desde su primera temporada no me ha decepcionado en ningún momento. Vale, reconozco cierta devoción a Kevin Bacon, pero el tema locos siguen a loco de la manera en la que lo ha hecho la serie me parece muy acertada.

 

También me gusta muchísimo el no saber exactamente lo que se esconde detrás de cada uno de los personajes ni sus oscuras intenciones. Llega un momento en el que llegas a desconfiar de absolutamente todos, sólo se salva Hardy.

Nada previsible y con un ritmo apropiado cualquier cosa puede pasar.

 

Con estos argumentos son dos series más que aceptables para una semana en la que ha comenzado los regresos a la parrilla televisiva, alguno con más acierto que otro: vaya, que la novia a la fuga de Anatomía de Grey junto a la llamada en plena ceremonia del presidente han entrado a formar parte de mi carpeta “más nefasto”.

 

Afortunadamente la próxima semana nos llega uno de los estrenos que espero Those who kill. Espero que no sea un si, pero no.

 

Seguir leyendo
Compartir