Culpables en How to Get Away with Murder - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

03
mar 15

Culpables en How to Get Away with Murder

Momento agitado por el que pasamos en esta época del año. Al regreso de unas series se une la despedida (por fin de temporada) de otras. Agitado o extraño, ya que en el primer caso supone no volver a hablar de esa ficción posiblemente hasta después del verano (y yo eso lo veo tan lejano…) y en el segundo, la odiosa pero necesaria tarea de volver a ver el último capítulo previo al parón de turno para recordar en donde nos habíamos quedado (porque también lo veo muy lejano…) Pues debe ser verdad eso de que la primavera la sangre altera…o agita, q para el caso, viene a ser lo mismo. Y más con un resultado de culpables en How to Get Away with Murder.

 

hgam

 

Tras esta introducción-reflexión iré al grano. Ha finalizado la primera temporada de How to Get Away with Murder y debo confesar que no me ha decepcionado en absoluto. Puede haber tenido algún episodio más flojillo que otros pero, en general, me ha enganchado totalmente. Es cierto que es es difícil no decir algo así de una serie que tiene un ritmo tan veloz que perderte un sólo segundo de un capítulo puede hacerte perder el hilo de la historia, pero ese ritmo, aunque no es novedoso, forma parte del encanto de la serie.

 

Me ocurrió que a mitad de temporada me preguntaba qué sucedería con esta ficción dado que los protagonistas estaban todos involucrados en el suceso en cuestión. Vaya, que eso tenía que tener una cierta fecha de caducidad porque esconder semejante secreto de manera sincronizada es muy difícil.

 

Con el final de esta temporada entiendo un poco más la razón: todos son culpables.

 

Por una cuestión u otra, en How to Get Away with Murder no se libra “ni el apuntador” de ser acusado de algo. Todos tienen algo que esconder y nadie es lo que parece (o si lo parecía es aún peor).

 

El final de temporada ha sido además redondo, ya que centrados en el delito cometido por el grupo de estudiantes casi, y sin que me diera cuenta, había quedado relegado a un segundo plano el delito anterior y la razón primera para que todo el engranaje de la serie se pusiera en marcha: el asesinato de Lila.

 

Ahora, al final de la temporada, en su último episodio, nos desvelan quién ha sido el verdadero asesino de Lila y de “obsequio” nos dejan con otra muerte sin resolver.

El ritmo trepidante y la fuerza de los personajes, incluso en sus debilidades personales hace que sean un grupo coral perfectamente ajustado y sincronizado, con tramas paralelas que refuerzan aún más si cabe la intencionalidad de cada uno de ellos, aunque algunas puede que no aporten nada útil a la serie.

 

Ha tenido un inicio fascinante y un final igualmente sorprendente. Y aunque los continuos flashbacks son un recurso fácil para  dejar en el espectador una falsa sensación de movimiento, son un elemento imprescindible para lograr dejarnos con tantas preguntas sin respuesta en cada una de las entregas.

 

Ahora, una vez resulta una de las incógnitas de la serie no cabe duda que será capaz de ofrecernos otras tantas en su segunda temporada. Pero siendo sinceros, sigo pensando que todo tiene una fecha de caducidad y, en cierto modo, la próxima temporada se presenta algo previsible en cuanto a su trama y argumento. En principio, todo apunta a que se centrará en la defensa de Nate y en la resolución del asesinato de Rebecca. Así que, algo tendrán que ingeniar para crear un nuevo punto de interés al margen de lo que sabemos.

 

De momento, todos son culpables en How to Get Away with Murder.

 

Imagen: Imdb

 

 

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>