Cristina, la mejor (de la semana) - La Oscura Pasajera

HOLA! Fashion, tendencias de moda y estilo de vida

Series

CONSIGUE
TU BLOG AQUÍ

Cover: La Oscura Pasajera

18
may 14

Cristina, la mejor (de la semana)

Un buen final es fundamental. Para algunos sería el postre y para otros el café. Dos detalles que cuidar y que en ocasiones se olvida o no se les presta la atención que requieren. Sin un buen final se puede echar por tierra el trabajo realizado antes. Con las series ocurre algo parecido pero además, suponen la clave para que nos vuelvan a encontrar al otro lado de la pantalla en la siguiente temporada. No es necesario que se despidan con un cliffhanger con redoble y salto en la silla, pero sí que se note que al menos trabajaron un poquito en él. Algunas series de esta temporada lo han hecho y otras han decidido olvidarlo (¡qué despiste!) En esta ocasión el final coincide con una despedida, la de Cristina, la mejor (de la semana)

 

grey-anatomy-sandra-oh-img

 

The Blacklist daba por finalizada su primera temporada con un episodio que ha sabido marcar un punto y seguido. La serie, que sin destacar demasiado ha sabido ganarse su hueco: yo no he podido resistirme a una serie de James Spider. Aunque se trata de un procedimental, no ha dejado de llevar hasta cierto punto de manera acertada toda la trama paralela a la protagonista y el pasado de sus progenitores. Creo que el secreto de su éxito ha sido mantener la incógnita de la verdadera identidad del protagonista, ayudante y protector de la detective Keen. Así que volverá la próxima temporada ya que ha sido renovada, con un objetivo que nos han apuntado al final de esta y con una antigua incógnita por resolver.

 

También ha terminado la segunda temporada de Arrow y también ha sido renovada. Afortunadamente parece que han escuchado las plegarias de todos los seguidores y han decidido abandonar la isla (cansina) por una temporada. Al menos es lo que nos han presentado en su capítulo final, en el que los buenos derrotan a los malos, como no podía ser de otra manera en una serie de superhéroes y en el que también nos enseñan que el mal puede surgir de muchas maneras.

 

En ambos casos, tanto en The Blacklist como en el caso de Arrow, el número de bajas en la serie (personajes que mueren o sencillamente se van)  ha sido importante por lo que además, las series verán renovadas su reparto y con ello llegarán aires nuevos y renovados.

 

Que un buen culebrón tiene su tirón (y me ha salido una rima) no es cuestionable y más cuando se trata de un culebrón pijo. Esa es la única explicación que le veo a la renovación de Revenge tras una temporada más que mediocre, mala.  Si, es cierto que en el último episodio nos han dado muchas sorpresas pero, realmente no han sido increíbles. Estada tremendamente aburrida cuando salió ese personaje al que todos dábamos por muerto y que prácticamente debía ser beatificado por lo bueno que era y ¡zas!, no solo está vivo sino que además se carga al malo malísimo de la serie (con lo que el tema de convertirlo en santo mejor lo olvidamos) De manera que ahora nos dejan al pan sin sal Jack entre rejas, a la reinísima en el psiquiátrico, a Conrad muerto, a Nolan aliándose con el hermano de Margaux que aparece de repente, a Daniel a punto de ser chantajeado por haber dormido con un cadáver, a Charlotte… me aburre, y a Emily que ha cumplido su venganza. Ah, sí, se me olvidaba: Aiden ha muerto, pero sinceramente, tampoco me  sorprendió.  El caso es que la serie continúa aunque ya no haya venganza que hacer puesto que Emily lo ha logrado todo en este último capítulo. Pero no importa, ninguno de nosotros nos querremos perder su cara cuando vea que su padre  está vivo.

 

The Good Wife comienza a realizar un giro interesante hacia Diane. Los momentos difíciles por los que está pasando la abogada que sufre el acoso de sus compañeros para echarla del bufete la colocan en una posición protagonista episodio si y episodio también. Me encanta el apoyo de Kalinda y teniendo a la investigadora de tu parte, tienes muchas posibilidades de salir airosa del asunto. Mientras Alicia aún vaga por su indecisión. Y en ese paseo, lento y aburrido, como solo Alicia sabe hacerlo Peter nos vuelve a dar más de lo suyo. ¿Volverá a tropezar con la misma piedra? Y no lo digo por la relación con Alicia que esa está más que acabada. Lo digo por su carrera política. Si el gobernador vuelve a tener un lío de faldas solo quiero ser la primera en ver la cara de Eli.

 

 Once Upon a Time es una serie para toda la familia. En ocasiones demasiado ñoña y con unos efectos especiales que seguramente yo sería capaz de mejorar en mi viejo portátil. Pero tiene la clave: entretiene con algo tan sencillo como aquello que todos conocemos. Con esa fuente inagotable de ideas como son los cuentos infantiles, todo resulta más sencillo aunque también han metido la pata. Esta temporada ha estado marcada por algún altibajo pero han sabido estar a la altura en su final. Con un doble capítulo sorprendente, con un viaje en el tiempo y con las consecuencias que tiene el hacerlo sin tomar las precauciones adecuadas. Este último capítulo ha tenido de todo, la sorpresa de perder a dos personajes en un agujero en el tiempo y descubrir que van a vivir una aventura en el pasado, como se puede liar absolutamente todo con un simple movimiento e incluso como a final, y con toda la mejor intención del mundo se puede meter la pata hasta el fondo. La aparición de un nuevo personaje y también la vuelta de los dos malos del cuento (porque no me negarán que con Mr. Gold y Regina haciendo de las suyas el cuento era algo más emocionante) Si, porque creo que su maldad volverá a aflorar en mayor o menor medida. Ya lo hemos visto con Gold y a Regina, sólo le ha faltado decir, ¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza!

 

Pero para finales lacrimógenos y emocionantes el último capítulo de la que es la décima temporada de una longeva serie. Grey’s Anatomy no sólo ha despedido una temporada sobreviviendo a duras penas sino que lo ha hecho a una de sus protagonistas, pero salidendo por la puerta grande. No voy a hacer comparaciones y voy a ser the good person  ;)

 

Cristina Yang (Sandra Oh) ha sido la protagonista en buena parte de esta temporada porque todos sabíamos que se iba de la serie. Nos han proporcionado más de un argumento para que se quede y también más de uno para irse. Su salida ha sido fiel a su estilo con momentos como el baile o el adiós a Dereck. Pero su salida, ha sido tan brillante como su personaje y ha estado a la altura de las circunstancias. Además, el final de la temporada no ha estado exento de otras sorpresas y de alguna que otra bomba que estallará en la próxima temporada. Todos esperamos  ver la cara de Bailey cuando se entere que no ocupara el sillón en la junta, lo que se unirá a otras decepciones, la soprendente revelación de la nueva jefa de cardiología (lo que se traduce en ser la hija de Webber y la hermana de Meredith) y el momento que vive la relación de la pareja protagonista cuando Cristina le hace abrir los ojos a una Meredith que había quedado hace tiempo relegada a un segundo plano. No olvidemos que Meredith, por muy coral que sea la serie, en la prota y ya va siendo hora de que vuelva a ocupar su lugar.

 

Yo voy a echar de menos la forma de ser de Cristina, su dureza y su ironía tan necesaria, llamar a las cosas por su nombre y saber adaptarse a las circunstancias, tal y como vienen, el amor a su trabajo y el valor de la amistad incondicional de las personas que se presentan tal y como son. Cristina, la mejor (de la semana)

 

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>