Old School, un exconvicto y un expolicia investigando

La comedia de detectives Old School se estrenaba en el canal australiano ABC 1 en mayo de este año, donde un policía retirado por culpa de un tiroteo que le hirió gravemente la espalda y un exconvicto que acaba de salir de la cárcel tras 12 años de condena tras ser pillado en dicho tiroteo, se unen, uno para averiguar quien le disparó y el otro para ver quien tiene el dinero que robaron ese día. Protagonizada por Bryan Brown y  Sam Neill (Peaky Blinders, Alcatraz, Los Tudor)

 

old school


Vista la primera temporada, que tiene ocho capítulos de una hora de duración cada uno (sin spoilers) tengo que decir que es una comedia muy divertida y entretenida. Los protagonistas se meten en situaciones muy graciosas y utilizan sus habilidades del pasado, uno como convicto y el otro como policía, para indagar en el caso que investigan, además les acompañan actores secundarios que también están marcados por el pasado de los protagonistas, es el caso de la mujer del policía que tiene unas ganas locas de irse de viaje y hacer que su marido se olvide del caso o la nieta del convicto que le juzga constantemente por sus malas decisiones en el pasado.

 

Aunque la serie tiene una línea argumental continua, en cada capítulo se presenta una crisis o una investigación que se resuelve en cada episodio y lo necesitan para seguir avanzando en el caso principal del que se ocupan. Por lo que se podría decir que es una serie procedimental con un argumento claro de por medio.

 

Es raro ver una serie cómica de este estilo, aunque no me entendáis mal, no es una comedia de mucha risa, si no que es una comedia de situaciones absurdas y graciosas que en ocasiones te sacan una carcajada y otras una sonrisa amplia. Además me parece muy gracioso la relación que se va creando entre ambos, que al principio reniegan el uno del otro,  pero poco a poco se van entendiendo mejor, hasta llegar a un punto que tienen expresiones y hablan parecido. Además la serie tiene un final cerrado.  En resumen la serie Old School es divertida, con la intriga de una serie policial, con personajes muy bien desarrollados y con unos protagonistas muy graciosos.

 

Imagen obtenida en IMDb

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*