Marry Me, agobios prematrimoniales

La comedia romántica Marry Me se estrenaba hace varias semanas en le canal americano NBC, donde una pareja, tras seis años de relación, decide comprometerse y vivir juntos. Protagonizada por Casey Wilson (Happy Endings), Ken Marino (Childrens Hospital),  John Gemberling (Broad City, Super Fun Night),  Sarah Wright (Mad Love), Tymberlee Hill y  Tim Meadows.

 

 

marry

 

 
Vistos los dos primeros episodios tengo que decir que el piloto me ha gustado bastante mas que el segundo capítulo, pero aún así no me ha convencido mucho. La trama es bastante simplona e insulsa, creo que está llena de clichés y temas muy manidos. Y la pareja protagonista tampoco tiene mucho filón. Ella me resulta pesada y cansina y él soso y plano. En cambio, los padres de ambos me han encantado, la madre de él es arisca, cortante y con fuerte personalidad y los padres de ella soy dos gays muy graciosos que dan consejos a su hija un tanto locos, la pena es que parece que no van a aparecer mucho en la serie.

 

Por otro lado, los amigos que rodean a la pareja tampoco los he llegado a entender muy bien, el chico se acaba de divorciar y está obsesionado con hacer las cosas que su mujer no le dejaba hacer, y las chicas, una obsesionada con su cuerpo y la otra por ligar. No he visto nada nuevo en estos personajes que me hayan llamado la atención. El piloto me ha hecho gracia porque al principio pensé que habían hecho una serie en la que una pareja no iba a parar de pedirse matrimonio hasta que no encontraran la forma de que les saliera todo perfecto, creo que me hubiese gustado ver algo así, no ver cómo una pareja se amolada a vivir junta. En resumen Marry Me, es una serie con escasa gracia, una trama insulsa, con personajes protagonistas muy vistos y con personajes recurrentes graciosos. Ya sé que me repito, pero parece que este año no vamos a ver ninguna comedia americana buena.

 

Imagen obtenida en IMDb

 

http://youtu.be/6ds-pwDXs1Q

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*