Infectados, fugados y peligrosos en Rabia

La serie se estrenaba la semana pasada en Cuatro y es una idea original de Manuel Sanabria, Víctor García y Eduardo Villanueva. Un grupo de infectados por la rabia son detenidos para ser encerrados, pero en el camino logran escapar. Protagonizada por Patricia Vico (Alatriste, Hospital Central), Fran Nortes (La que se avecina), Carles Francino (Águila Roja, Punta Escarlata, Víctor Ros), Fele Martínez (Gran Hotel), Nuria González (Física o Química, Los Serrano), Adriana Ozores (Gran Hotel, Los Hombres de Paco, Manolito Gafotas), Malena Alterio (Aquí no Hay Quien Viva, BuenAgente), Ismael Martínez (En Internado, Amistades Peligrosas), Manuel Gancedo (Alatriste), Diego Martínez, Elisa Mouliaá (Águila Roja), Nuria Herrero (Bienvenidos al Lolita, Arrayán), Álvaro Balas (Bienvenidos al Lolita), Paco Tous (Los Hombres de Paco, Apaches, Con el culo al aire) y Concha Cuetos (Farmacia de Guardia)

 

rabia
Vistos los dos primeros episodios tengo que decir que me gusta bastante como arranca, en un cine, pero poco a poco se desinfla. La serie nos enseña como aparece la enfermedad y con un resumen de noticias televisivas a modo de cabecera nos explican como han conseguido contenerla y es que los afectados tienen una marca en el brazo que los distingue y son detenidos y encerrados.

El grupo de contaminados es bastante variado y tendrán que convivir a pesar de que no se conocen de nada. Además vivirán con el peligro de que a uno de ellos le de la rabia y estén en riesgo el resto del grupo. Y por supuesto, están en busca y captura con lo que tendrán que esconderse del resto del mundo. Además también hay una especie de grupos de civiles armados con fobia hacia los rabiosos que tampoco tienen ningún pudor a la hora de matarlos.

Es verdad que no estamos acostumbrados a ver series de televisión españolas con este tipo de temática, pero claro, si miramos lo que se hace fuera de este estilo no hay parangón. La serie es una mezcla de In The Flesh y The Strain, pero mas simplona. Es una pena ya que la serie cuenta con grandes actores pero mal aprovechados aunque también cuentan en sus filas con actores extremadamente sobreactuados. No voy a negar que el primer episodio tiene bastanta acción y llega a ser entretenido pero le falta carisma y algo de violencia para que la ficción sea mas creíble, han querido arriesgar pero se han quedado solo en la intención.

Rabia tendrá una única temporada de ocho episodios de unos ochenta minutos de duración y la sensación que da es que no daría para mucho mas.

Imagen obtenida en cuatro.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*